Sarkozy quiere a Cassez; Calderón dice no

martes, 18 de mayo de 2010

MADRID, 18 de mayo (apro).- El presidente francés, Nicolás Sarkozy, pidió de nueva cuenta a Felipe Calderón que aplique la convención de Estrasburgo, para que su compatriota Florence Cassez  pueda ser trasladada a su país y terminar de purgar ahí su condena de 60 años por el delito de secuestro que le fue impuesta por la justicia mexicana.

Sin embargo, el presidente mexicano rechazó esa posibilidad, según el comunicado de la Presidencia de la República difundido por personal de Los Pinos en la sede de la Feria de Madrid, donde se celebró la Sexta Cumbre Unión Europea-América Latina y el Caribe, marco en el que se encontraron ambos mandatarios.

Calderón le hizo saber a Sarkozy la importancia de que la ciudadana francesa cumpla en su totalidad con la sentencia impuesta por los tribunales mexicanos.

Le recordó también “la diferencia sustantiva” entre los sistemas jurídicos de ambos países, que “impide garantizar el cumplimiento de la pena en Francia y, en consecuencia, la imposibilidad de México para otorgar su consentimiento a fin de que la señora Cassez purgue su condena en su país”, de acuerdo con el comunicado.

Asimismo, ambos mandatarios coincidieron en que la defensa de la ciudadana francesa condenada en México pueda agotar las instancias jurídicas a las que tiene derecho, incluyendo el amparo constitucional.

En la reunión de carácter privado entre ambos presidentes, Calderón le recordó a su homólogo la independencia del Poder Judicial mexicano y le hizo saber que la Constitución mexicana le garantiza “un juicio justo y objetivo”.