Exigen esclarecer el asesinato de hijo de dirigente indígena en Veracruz

lunes, 3 de mayo de 2010

JALAPA, Ver., 3 de mayo (apro).- Organizaciones sociales exigieron a las autoridades aclarar el crimen de Carlos Zamora, hijo del dirigente del Consejo Indígena de Uxpanapa, Juan Pablo Zamora Bonilla, y advirtieron que existe el riesgo de que se “desate la violencia” en el sur de la entidad.
    Los hechos ocurrieron la noche del sábado pasado en el poblado Benito Juárez, municipio de Uxpanapa, donde desde hace más de 30 años se asientan grupos chinantecos que fueron desplazados por la construcción de la presa Cerro de Oro, en Oaxaca, y que actualmente mantienen conflictos agrarios por la posesión de la tierra.
    De acuerdo con la Alianza Indígena Campesina y Popular de Veracruz (Alicapver), de la forma parte el Consejo Indígena de Uxpanapa (CIUX),  Carlos Zamora, de 17 años de edad, fue asesinado a balazos alrededor de las ocho horas de ese día en el Poblado Uno, conocido como Benito Juárez.
    Según denuncias, el dirigente del CIUX y su familia ya habían recibido amenazas de muerte por parte de un grupo de ganaderos y ejidatarios, que desde hace más de tres décadas se disputan la posesión de las tierras y el control político en el Valle de Uxpanapa, limítrofe con el estado de Chiapas.
    De acuerdo con familiares de Zamora, el autor material del homicidio es “un conocido pistolero” de esa región, al servicio del ganadero Gerardo Cruz.
    El CIUX ha encabezado la lucha de los chinantecos desalojados por la construcción de la presa Cerro de Oro, hoy Miguel de la Madrid, quienes desde el gobierno del presidente Luis Echeverría han exigido el cumplimiento de convenios tras una resolución presidencial.
    Durante más de tres décadas, el CIUX ha demandado el cumplimiento de compromisos como la dotación de tierras en el Valle de Uxpanapa, ya que un gran número de nuevos poblados no ha sido regularizado por las autoridades agrarias, así como el otorgamiento de créditos y servicios comunitarios.
    El CIUX, junto con organizaciones como el Movimiento Agrario, Indígena Zapatista (MAIZ) y la Coordinadora Regional de Organizaciones Indígenas de la Sierra de Zongolica (CROISZ), impulsaron la creación de la Alicapver, “que ha cuestionado la política selectiva y clientelar del gobierno de Fidel Herrera Beltrán”.
    Luego del ataque, esas organizaciones exigieron al titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Salvador Mikel Rivera, investigar a fondo este crimen y castigar a los responsables. “Esperamos que se haga justicia y que no quede impune esta muerte como tantas otras”, señalaron.
    Indicaron que Carlos Zamora, quien estudiaba la preparatoria en Acayucan, ya había salido de la región debido a “las constantes amenazas que había recibido su familia”.
          Añadieron que, debido al puente vacacional, Zamora se trasladó a esa población para visitar a su familia y fue asesinado.
    Hasta ahora, las autoridades del estado no han emitido información en torno del asesinato de Carlos Zamora, quien hoy fue sepultado.

Comentarios