Caso ABC, "un año de dolor y lucha"

martes, 1 de junio de 2010

MÉXICO, DF, 1 de junio (apro).- El quinto día de junio de 2009 fue el último en la vida de Emilia Fraijo Navarro. Tenía 3 años, dos meses y 14 días, recuerda su padre Abraham Fraijo.

Junto a ella murieron 48 pequeños más y 70 resultaron lesionados en el incendio de la guardería ABC, en Hermosillo, Sonora.

Ya pasaron casi doce meses de la tragedia, lapso del que Abraham hace un recuento:

“Han sido meses de dolor y de lucha, los he ido sorteando. A diciembre todavía llegué con fuerzas, e hicimos una huelga de hambre para que nos recibiera el presidente Felipe Calderón (lo que no sucedió). La Navidad fue devastadora”.

Enero y febrero, cuenta, fueron tiempos de gran esfuerzo. Entonces, marzo. “Llega y simplemente no lo soporto. Porque en marzo estábamos organizando un juicio ciudadano en contra de los propietarios de la guardería ABC, cuando yo debería estar organizando una piñata de cumpleaños. Simplemente me derrumbé”.

Hoy, a días de cumplirse un año de aquel espanto, Abraham se encuentra en la Ciudad de México para alzar la voz y presentar un libro que recopila testimonios de aquel día de junio.

Él forma parte del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio, integrado por las familias de 28 de las víctimas, mismas que fueron excluidas de la invitación que hizo Calderón para reunirse en Los Pinos, el pasado 30 de abril, Día del Niño, por ser “los más aguerridos, los más propositivos”, considera Fraijo.

A la segunda visita que el Ejecutivo federal armó para el día de mañana, miércoles, sí fueron convocados. Ningún miembro de ese Movimiento asistirá.

“Ninguno de los integrantes del Movimiento 5 de Junio va a asistir a la reunión con Calderón. Él tiene que asistir a Hermosillo y atender a todos los padres, de manera pública, no a puerta cerrada”.

Sólo acudirán las agrupaciones de padres Manos Unidas, y Salud y Justicia.

El caso ABC, dice, es el “absurdo” de la corrupción, que derivó en la muerte de los menores.

“A estas alturas ya es difícil esperar algo de ellos. Una petición tan simple como que el presidente se presente en Hermosillo no se pudo concretar. Qué más podemos esperar… A mi chiquita no me la van a regresar. Lo que espero es que logremos un cambio que no permita que ningún otro mexicano pase por lo que pasamos. Que ningún chaparrito sea separado de su familia de esta manera”.

Asistir a la reunión, dice el padre de la pequeña Emilia, sería prestarse a un juego, un montaje.

“Lo que a mí realmente me molesta es la manera en que Calderón está utilizando esta circunstancia para tratar de limpiar su imagen. ¿Por qué no lo hizo cuando estuvimos en huelga de hambre? La única demanda que teníamos era que se presentara con nosotros en Hermosillo. Como respuesta tuvimos el silencio.

“Hemos solicitado por diferentes medios, incluso por el gobernador del estado (Guillermo Padrés), la solicitud de que se presente: nada. Ahora, a unos días de cumplirse un año, cuando todos están enfocando al caso de la guardería ABC, entonces ahora sí hay interés. ¡No! No se vale”, lamenta con enojo.

La posibilidad de que Calderón decrete el día de luto nacional en esa jornada, cuenta Abraham, es algo que han impulsando desde hace tiempo:

“Es evidente que se esperó hasta esta fecha para dar la nota. Pero para mí esto es algo que debió hacerse hace mucho. A veces pienso que es hasta tonto. Incluso por conveniencia política debió decir algo. O hacer como que estaba haciendo algo. A mí me indigna. Es una muestra más de la insensibilidad de este personaje. Ni modo. Tenemos que lidiar con él”.

En un caso de lastimosa impunidad, más allá de los tormentos que lo agobian, Abraham --“como muchos padres”-- ha tenido que lidiar con la humillación del gobierno federal. “Siento como si bailaran sobre la tumba de mi hija”.

¿Y la SCJN?

Por su parte, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no ha emitido una resolución sobre el caso, aunque ya ha publicado un informe preliminar determinando “ilegalidad” en los contratos de subrogación de las cerca de mil 330 guarderías adjudicadas (subrogadas) por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En ese mismo informe se determinó la responsabilidad de funcionarios como Juan Molinar Horcasitas, actual secretario de Comunicaciones y Transportes y en ese entonces director del IMSS; el exgobernador Eduardo Bours, y el aún procurador estatal, Abel Murrieta.

“Bours está involucrado como culpable. Sería demasiado estúpido dar la espalda a lo que la SCJN está diciendo. Por supuesto que esperamos que a Bours se le haga juicio político, que Murrieta sea destituido y juzgado, también Molinar Horcasitas… Y todos los que estuvieron involucrados por corrupción o por omisión. Todos los que firmaron papeles sin saber, que todos los que vengan piensen dos veces que están jugando con vidas, y cuando se tocan vidas de niños, disculpen, pero ya estamos bien jodidos”.

Si bien la resolución final de la SCJN, aún pendiente, no tiene implicaciones legales, los familiares de las víctimas pretenden que marque una pauta:

“No me imagino a un juez oponiéndose o contradiciendo a lo que la Suprema Corte está dictaminando. Pero al nivel de corrupción en el que vivimos no me sorprendería que lo hicieran. Y más que nada el dictamen de la Corte va a servir para que los medios lo distribuyan y la gente se entere de cómo la instancia suprema de justicia del país ve el caso”, dice Abraham Fraijo.

En principio, espera que se elimine el proceso de subrogación de las guarderías y se demuela el inmueble donde funcionaba el ABC, y en su lugar se erija un memorial.

“No en un museo, no un parque. Un memorial en el que la gente pueda enterarse de qué sucedió ahí”, aclara.

Para Abraham, entre muchos, lo que sucedió el 5 de junio pasado fue un parteaguas en la historia de México. “Es el tope de la corrupción, tocar fondo. Eso tiene que generar cambios. El sistema te pisotea. Tenemos que crear conciencia de que el gobierno asesina niños por dinero. Y sigue sin pasar nada. Estamos pidiendo que se elimine la subrogación.

“El gobierno todo lo corrompe y lo maneja como negocio. La manera en que se obtuvo el contrato de esa guardería fue de manera ilegal. Tener una guardería subrogada del IMSS tiene que ser un logro sindical. El patrón y el sindicato obtienen guarderías para los trabajadores. Yo no trabajaba para ninguno de los dueños, ni los conocía. Y ellos contaban con cinco guarderías en Hermosillo”.

Sin embargo, la resolución preliminar de la SCJN tuvo un vacío. Explica Abraham Fraijo:

“Falta que toquen el tema de negligencias médicas. Hubo más de veinte”. A este padre, el día que perdió a su niña, le ocultaron el cadáver.

“Desde el principio sabían que niños habían fallecido. Yo fui a todos los hospitales con la foto de mi niña y me la ocultaron, cuando ya sabían que estaba muerta. A otros niños no los quisieron llevar a curar a Estados Unidos”, acusa.

Los padres de los niños fallecidos están dispuestos, en caso de no obtener justicia, en llevar el tema a instancias internacionales. “Pero esperamos de corazón, por el bien del país, que se solucione en México”.

Diego Enrique Osorno, autor del libro Nosotros somos los culpables, que recopila los testimonios referentes al caso ABC, define su publicación como una protesta, ya que no hay un solo responsable en la cárcel, aun cuando “había oficios acusando las anomalías en la guardería, mismas que a la postre propiciaron el incendio e informes de inspectores que hablaban de la falta de seguridad”.

Osorno es contundente en su juicio: “El Estado mexicano falló y sigue sin responder. Es una red de corrupción enorme. Están implicados familiares de la señora Margarita Zavala y el exsecretario de Finanzas del PRI en la región como propietarios, y todo se traba”.

Al procurador Abel Murrieta, por el contrario, lo ratificaron. “Lo hace el gobernador panista Guillermo Padrés, que en gran medida llega al poder como castigo al PRI por el caso ABC. Y lo primero que hace es ratificar al procurador, porque tenía el respaldo de Genaro García Luna”, actual secretario de Seguridad Pública federal.

El Movimiento Ciudadano 5 de Junio ha realizado dos “juicios ciudadanos” y tiene programado un tercero para el 5 de agosto próximo, que se va a celebrar en contra del “Estado mexicano”, según explica el activista Daniel Gershenson.

“El primero fue en contra de los propietarios; el segundo fue en contra del municipio y el estado de Sonora, y el tercero en contra de las instituciones del Estado mexicano. Hay una ausencia de autoridad. El gobierno se repliega. Les deja negocios bastante redituables a sus familiares y amigos.

“El gran hoyo negro en casos como éste, es que todos tienen cola que les pisen. El manejo tan desaseado de las guarderías no es exclusivo de Sonora. Son asignaciones directas, que no se licitan. De estos temas depende el futuro del país que exigimos tener. Ojalá la sociedad civil despierte de su letargo”.

El próximo viernes se hará una vigilia de las siete de la mañana a la 7:00 del siguiente día, coordinada por Abraham Fraijo, en las inmediaciones del Ángel de la Independencia.

Por último, hace un llamado a participar en nombre de los familiares: “Seguimos unidos, tratando de ser fuertes A ratos estás bien. A ratos mal. A ratos simplemente no quieres estar”.

Cuando habla, otra vez se imagina a su hija en el momento que a ambos se les consumió la vida.

“Sólo imaginarla gritando por sus papás me vuelve loco. Yo cambiaría una eternidad quemándome porque ella no hubiera vivido eso”, deplora.

 

Comentarios