Consignan a implicados en asesinato de judicial en Cancún

viernes, 11 de junio de 2010

CANCUN, Q. Roo, 11 de junio (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) consignó a 10 presuntos implicados en los asesinatos del agente judicial Tomás Sánchez May, acribillado la madrugada del pasado martes 8 en el estacionamiento de la Gran Plaza, y de nueve personas más, cuyos cuerpos fueron abandonados en diferentes puntos de la ciudad.  

Entre los detenidos se encuentran seis presuntos sicarios, dos de ellos mujeres, acusados de la muerte de Sánchez May. Además, dos médicos, y el propietario y administrador de la clínica Santa Elena, donde era atendido y ocultado uno de los sicarios que resultó herido por el compañero de patrulla del agente abatido en la balacera en la Gran Plaza.  

El procurador de Justicia del estado, Francisco Alor Quezada dio a conocer los nombres de los detenidos, a los que se les aseguraron armas, cartuchos, teléfonos celulares y documentos encontrados en las casas que se catearon.

Son: Carlos Hernández Martínez, El Charly o el Mayuyo y/o Martin Yáñez Rodríguez, de 21 años de edad, originario de Soto La Marina, Tamaulipas, con domicilio en el departamento 224, del exclusivo fraccionamiento Pok Ta Pok, en la zona hotelera.

Luis Enrique Martínez Gutiérrez, El Quique, de 21 años, de Soto La Marina, soltero, de oficio cocinero, con domicilio en Pok Ta Pok, y compañero de departamento de Hernández Martínez, y Arturo Díaz May, El Percas, de 19 años, originario de Cancún, de ocupación hojalatero, con domicilio en la región 91, manzana 75.

Además, María Magdalena Marín Flores, La Gorda, de 23 años, originaria del estado de México, y de ocupación artesana, con domicilio en la región 95, manzana 28, lote 14, y Patsy Gabriela Ayuso López, Gaby o La abuela, de 26 años, de Ticul, Yucatan, soltera, quien se dedicaba a la búsqueda y renta de casas para este grupo delictivo.

Asimismo, fue consignado Alejandro Valdez Gutiérrez, El comandante Pelón, y/o Arturo Pérez Sánchez, agresor del policía que resultó lesionado en el estómago durante la balacera en la Gran Plaza, luego de la cual fue ingresado por sus cómplices a la clínica Santa Elena, donde los médicos pretendían ocultarlo de las autoridades.

Los detenidos fueron consignados por los delitos de secuestro, homicidio y lesiones, por lo que toca al fuero común. Por el fuero federal serán puestos a disposición por los delitos de delincuencia organizada y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Además, el médico Armando García Suárez; el anestesiólogo Andrés Valentín Torres Vázquez, y el dueño y administradora de esa clínica, José Vázquez Esponda y Rocío Adriana Vallina Ríos. Todos ellos serán puestos a disposición de las autoridades por coparticipación en los delitos de homicidio y lesiones.

El médico García Suárez fue acusado también del delito de acusación de asociación delictuosa.

Alor Quesada dijo que los sicarios detenidos están relacionados con el caso de las nueve personas que fueron arrojadas en fosas y otros que la policía judicial investiga para dar con los responsables.

En tanto, la clínica, que permanece vigilada por elementos del Ejército, fue asegurada.

Comentarios