Silencia gobierno de Tamaulipas su centro de información

miércoles, 2 de junio de 2010

CIUDAD VICTORIA, Tamps., 2 de junio (apro).- Pese a que persiste la violencia en la entidad --y a que los medios locales difunden casi nada sobre lo que ocurre por temor a represalias del crimen organizado--, el gobierno estatal dejó de operar su Centro de Información Oportuna (CIO) por el que confirmaba algunos de esos hechos.

El secretario general de Gobierno, Hugo Andrés Araujo de la Torre, oficializó lo que era obvio desde el pasado 25 de mayo: que la página del gobierno del estado ya no estaba en operación.

El funcionario estatal dijo que esta decisión fue tomada en el seno del Grupo Interinstitucional de Seguridad Pública por considerar que el CIO “ya cumplió su función”.

Ahora, señaló Araujo de la Torre, se pretende que la ciudadanía se informe a través de los medios de comunicación y que la información fluya por entrevistas que brinden los funcionarios públicos a los reporteros sobre lo que “vaya ocurriendo”.

“Seguiremos informando según vaya requiriéndose, pero nosotros creemos que es mejor este medio para que ustedes, en entrevistas al secretario de Seguridad, conozcan lo que se está desarrollando”, reiteró.

Sin embargo, hasta ahora ningún funcionario ha informado o ha dado una rueda de prensa para informar sobre los distintos hechos de violencia que se han registrado en los últimos días.

En tanto que los boletines que emiten las instancias gubernamentales han sido suspendidos, supuestamente por respeto a los tiempos electorales.

El funcionario negó que esta decisión esté relacionada con presiones que recibieron de grupos delincuenciales, o que el CIO haya fracasado porque no se informaba a tiempo y con datos precisos sobre lo ocurría; ni que esté relacionado con la jornada electoral que se desarrolla en Tamaulipas y que se decidirá con las votaciones del domingo 4 de julio.

El expresidente del Consejo Cívico de Ciudadanos e Instituciones Sociales, Eduardo Alcalá Ruiz, consideró que la página de gobierno tuvo que ser cerrada porque manipulaba los hechos y fue rebasada por la información que generaba la propia ciudadanía a través de las redes sociales.

“Era una página que comunicaba a medias y no informaba, sólo se estaba engañando a la ciudadanía, es por eso que decidieron mejor cerrarla”, declaró el activista.

Dijo que los reportes “sin novedad” o las versiones mínimas de los hechos que comunicaba el gobierno estatal quedaban desmentidos por vídeos, audios y testimonios que circulaban en Youtube, Facebook, Twitter y otras redes sociales. 

Comentarios