Sin sustento jurídico, cargos contra Greg Sánchez: sus abogados

jueves, 3 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de junio (apro).- El equipo de abogados del candidato al gobierno de Quintana Roo por el PRD, PT y Convergencia, Gregorio Sánchez, que este jueves fue desconocido como tal por las autoridades electorales de aquella entidad, consideró que su cliente será excarcelado por revocación de delitos, aunque consideraron improbable que esto ocurra antes de la elección del próximo 4 de julio.
En conferencia de prensa, los penalistas Salvador Rocha Díaz, Gonzalo Aguilar Zinser, Eduardo Luengo y David Pablo Montes, sostuvieron dijeron que resulta “absurdo” que la Procuraduría General de la República (PGR) sostenga las acusaciones contra su cliente en dichos de testigos protegidos que supuestamente lo vieron en una “convención” de capos del narcotráfico en Acapulco.
Asimismo, calificaron de ridículas e inusitadas” las acusaciones contra Greg Sánchez, y cuestionaron la celeridad con que actuó la PRG en este caso, “como cuidando los tiempos electorales”.
El exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Salvador Rocha Díaz, explicó minuciosamente las inconsistencias del caso, el cual, en su opinión, tiene tintes políticos.
Hizo notar que el mismo juzgado que obsequió la orden de aprehensión contra el candidato opositor es el mismo que condenó a los dirigentes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), entre ellos, a los hermanos Flavio y Horacio Sosa, líder visibles del movimiento.
Sobre el juicio mercantil, por presunto fraude de 10 millones, Rocha Díaz consideró “excepcional e inusitado” que la demanda haya sido presentada ante un Juzgado de Distrito.
Dijo, además, que existen evidentes violaciones procesales y legales, en la “persecución judicial” desatada contra Greg Sánchez.
Por su parte, el abogado Eduardo Luengo, dijo que las acusaciones por presunto lavado de dinero se basan en declaraciones de un testigo protegido, identificado como Sageb, quien dijo que trabajó para el cártel de los Beltrán Leyva y sabía que el chofer de Greg Sánchez, el señor Erik Ramírez, apodado El Matrix, recibía 30 mil pesos mensuales, a nombre del gobernador, por dejar operar a esa organización en Cancún.
Sageb reconoció a El Matrix por su credencial de elector y porque, según Lucero otro testigo que trabajó para Los Zetas en Veracruz, lo vio en un restaurante “cerca de Caleta”, en Acapulco, junto con 60 capos, en una reunión donde se repartieron el territorio de Cancún.
“Nunca dan datos concretos, no lo vio nadie recibiendo dinero. Los testigos establecen que son testigos de oídas”, apuntó.