Exige IFE respeto a su autonomía

jueves, 22 de julio de 2010

MÉXICO, D.F., 22 de julio (apro).- Ante la descalificación del gobierno federal y del Partido Acción Nacional (PAN) al Instituto Federal Electoral (IFE) por aprobar que el titular del Ejecutivo, Felipe Calderón, violó la Constitución al emitir un mensaje en cadena nacional en un contexto electoral, el presidente del organismo, Leonardo Valdés, ratificó que los consejeros actuaron estricta con legalidad.

“La resolución del Consejo General, que declaró fundada la queja en contra del ciudadano presidente de la República Mexicana, por actos de propaganda en las campañas electorales locales del año 2010, se ciñe con rigor, a la letra del artículo 41, apartado C de la Constitución”, afirmó Valdés.

Los consejeros que aprobaron la resolución sobre Calderón defendieron también su decisión y le exigieron al gobierno de Calderón y el PAN respetar la autonomía del IFE, y recurrir a las instancias que corresponde.

“El gobierno de la República puede estar en desacuerdo con lo que el IFE ha hecho, pero para eso están los medios institucionales. Las opiniones de Gobernación son eso, opiniones, y opiniones en que está equivocado Gobernación”, dijo el consejero Alfredo Figueroa.

Aclaró que el IFE no censuró a Calderón por usar la cadena nacional para emitir información, porque no están prohibidas, pero “lo que está prohibido es el uso de una cadena nacional que difunda propaganda gubernamental” en los periodos prohibidos.

A su vez, el consejero Marco Antonio Gómez Alcántar negó también que se haya censurado a Calderón, sino que sólo se solicitó que no intervenga en los procesos electorales con “mensajes encubiertos”.

Explicó:”Hay que dimensionar las cosas: el presidente no es intocable, se le puede criticar y el IFE tiene todas las atribuciones para señalar faltas, incluso al presidente, si se generan; o es necesario para lograr un mejor clima electoral.”

Virgilio Andrade, también consejero, calificó como “congruente, natural y respetable” el enojo del gobierno federal, aunque recordó que cualquier funcionario debe tener “cuidado especial” en los pronunciamientos que realizan durante campañas electorales.

“Los gobernantes, y más aún los de alta jerarquía, tienen como responsabilidad mantener una actitud de neutralidad. No sólo es un asunto de equidad, es un asunto de estabilidad”.

La disposición constitucional violada por Calderón establece: Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público.

El presidente del IFE aseguró que esta disposición fue la base de la discusión del Consejo General en la sesión de ayer miércoles, en la que se reconoció el derecho y la importancia que tienen los mensajes del gobierno, y específicamente del ciudadano presidente de la República en cadena nacional para la vida pública del país.

“Al mismo tiempo, el Consejo General del IFE valoró la incidencia y la influencia que estos actos pueden proyectar sobre la legalidad y la equidad en las contiendas electorales”, puntualizó Valdés, en un pronunciamiento posterior a la inconformidad que manifestaron la Secretaría de Gobernación y el PAN.

Por ello, según un comunicado del organismo electoral, “el IFE pidió especial cuidado y apego a los diversos actores, a observar una tradición legal, reglamentaria y de acuerdos entre partidos y autoridades, para evitar actos de propaganda y comunicación política en el transcurso de las campañas electorales locales y federales. Esta tradición de neutralidad e imparcialidad ha sido instrumentada y respetada en procesos, locales y federales anteriores”.

El IFE reiteró también su respeto y disposición de colaboración con las instituciones de la República, en el marco de la Constitución y de la ley, y solicita que los diferendos sean encauzados asimismo, a través de los cauces legales y sean desahogados mediante la comunicación respetuosa y el diálogo productivo.

Comentarios