Guerra contra el narco, negocio rentable para EU

jueves, 19 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 19 de agosto (apro).- Políticos y agencias de seguridad en Estados Unidos han hecho de la lucha contra la delincuencia organizada en México un negocio rentable, afirmaron investigadores del Colegio de México (Colmex).

"Aunque en general la relación entre Estados Unidos y México es buena", la frontera del país centroamericano ofrece "rendimientos políticos" a una parte de la clase estadounidense, una situación que explica muchas de las medidas que se toman en este país, afirmó Fernando Escalante, profesor investigador del Centro de Estudios Internacionales del Colmex.

En rueda de prensa en Santander, España, en la que estuvo acompañado del director del Colegio de México, Javier Garciadiego, Escalante especificó que políticas como la migración o la seguridad comenzaron a ser "más rentables" a partir de los años 90, cuando "se acabó el miedo al comunismo y hubo que construir un nuevo enemigo en forma de crimen organizado o terrorismo".

Asimismo, subrayó la discrepancia en los informes estadounidenses sobre el valor económico anual del tráfico de drogas de México hacia Estados Unidos, que según la Agencia para el Control de Drogas (DEA) es de 100 mil millones de dólares, mientras el Departamento de Estado lo estima entre 19 mil y 30 mil millones de dólares.

“Es increíble la falta de solidez en las informaciones de las agencias de seguridad de Estados Unidos y también del Departamento de Estado, que en una cuestión como ésta no se pongan de acuerdo, y hay otros informes (del Comando Sur) que valoran eso en 48 mil millones de dólares”, dijo.

"Crear esas cifras escandalosas, que no contienen más que humo, contribuye a hacer creer que en México hay una situación descontrolada" y que, por tanto, "los responsables norteamericanos de abordar las políticas del país centroamericano están desorientados", agregó, de acuerdo con información publicada por la agencia Europa Press.

Al respecto, Garciadiego indicó que esos datos contrastan con el dato del Banco de México de omisiones y datos no contabilizados en las operaciones financieras reportadas, que es de 10 mil millones de dólares, en el que sí se considera el contrabando.

Se trata de una situación que “ha comenzado a ser más rentable (para políticos y agencias de seguridad de Estados Unidos) a partir de los años noventa”, recalcó el académico.

Garciadiego también se refirió al "doble discurso" que impera entre políticos y empresarios estadounidenses en materia de migración, ya que buscan, por un lado, la "obtención de votos", pero, por otro, "son conscientes de que hay sectores de la economía norteamericana --como la agricultura o la industria de la construcción-- que no sobrevivirían sin el trabajo de los mexicanos".

"Estados Unidos dice que va a endurecer las fronteras, pero los sheriff fronterizos saben cuándo hay que dejar pasar ciudadanos mexicanos a trabajar en las empresas", puntualizó.

En relación con la lucha conjunta entre los dos países frente al narcotráfico, Garciadiego consideró que "una buena forma" de colaboración por parte de EU sería "impedir que las armas que se venden en su país de manera libre penetraran en México a través de la frontera".

Sobre ese punto, Escalante manifestó que la legalización en Estados Unidos de la venta armas de asalto a particulares en 2004 "ha tenido un impacto directo en el aumento de la violencia en México".

“El problema no es sólo las armas, sino su tipo", añadió Garciadiego, quien explicó que el número de ataques contra la policía en décadas anteriores "era tan alto en ese momento como ahora", pero la diferencia es que con las armas que se utilizan hoy en día "la probabilidad de que haya víctimas mortales es mucho mayor".

 

Con violencia, el crimen organizado atrae a los medios

 

De acuerdo con Fernando Escalante, el crimen organizado ha utilizado en los últimos diez años "la espectacularidad de la violencia para atraer el interés de los medios".

En este sentido, criticó que éstos hayan creado "una falsa imagen de que los cárteles de la droga controlan el territorio" y que "las cifras que maneja el Departamento de Estado de Estados Unidos sobre este asunto no tienen solidez".

"La violencia ha tenido en los últimos años un componente mediático y las noticias saltan a la primera plana de los periódicos por la espectacularidad de los homicidios", afirmó Escalante en rueda de prensa, con motivo de su participación en el Encuentro “México: a 200 años de su Independencia y cien años de su Revolución”, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Escalante explicó que, según datos del Colmex, "entre los años 90 y 2007 disminuyó la tasa nacional de homicidios en México de forma sistemática", mientras que "en 2008, 2009 y 2010 se produjo un aumento de los asesinatos".

En este sentido, añadió que a partir de 2004 se produjo "un incremento en las ciudades fronterizas", coincidiendo con "el levantamiento de la prohibición de vender a particulares armas de asalto en EU", lo que, en su opinión, permitió que "se comenzara a comercializar armamento de mayor calibre como subfusiles y ametralladoras".

Asimismo, mencionó que ha cambiado la geografía en la que se concentran los asesinatos y el perfil de las víctimas.

"Antes los homicidios se localizaban, principalmente, en las zonas rurales y ahora más en las urbanas", dijo, y agregó que estos se producen sobre todo "en las ciudades de más de un millón de habitantes".

Luego comentó que es difícil saber por qué Estados advierte a sus ciudadanos sobre el riesgo de viajar a México, “cuando nunca ha publicado una cifra de estadounidenses asesinados en este país". Esa cifra, añadió, se sitúa "aproximadamente en dos personas al año", y recordó que "México es para los estadounidenses 60 veces más seguro que EU".

Comentarios