Atribuyen a "La Barbie" ataque en antro de Cancún

martes, 31 de agosto de 2010

CANCÚN, Q.Roo., 31 de agosto (apro).- Un saldo de ocho muertos, seis mujeres y dos hombres dejó el ataque con bombas molotov registrado esta madrugada contra el bar Castillos del Mar, ubicado en la avenida Leona Vicario de la populosa Región 229.
El ataque fue perpetrado por un comando presuntamente vinculado al narcotraficante Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, quien ayer fue detenido en Lerma, Estado de México.
Alrededor de la 1:30 de la madrugada de este martes, unos diez individuos que, según testigos, vestían como “cholos” y viajaban en dos vehículos color negro --una camioneta Silverado y un auto Jetta--, irrumpieron con armas de alto poder en el establecimiento dedicado al table dance.
            En sólo cinco minutos, el comando aseguró las salidas, confinó en un rincón a las personas que se encontraban en el interior del establecimiento y lo incendió, al mismo tiempo que hacía estallar cuatro bombas de fabricación casera.
            El procurador Francisco Alor Quesada informó horas después que, por causa del incendio, perdieron la vida ocho personas: seis mujeres --cuatro de ellas bailarinas y dos meseras--, así como dos varones que eran clientes del lugar. Cinco de las víctimas perecieron por quemaduras y el resto, por asfixia.     
            El pasado 4 de agosto, un sujeto identificado como Juan Piña González, de origen tamaulipeco, fue detenido luego de que intentara extorsionar al propietario del bar siniestrado, a quien le exigía 40 mil pesos mensuales a cambio de “protección”. No obstante, días después salió en libertad debido a que el afectado no ratificó su denuncia.
            El gobernador Félix González Canto calificó este ataque como “un caso atípico” en la entidad; y subrayó que fue perpetrado por el crimen organizado, pues “prácticamente todos los hechos sangrientos que hemos visto en el país tienen alguna relación con esta lucha que tienen los carteles de la droga".
            No descartó que el caso esté relacionado con la reciente detención de La Barbie, que tenía en esta entidad uno de sus centros de operaciones, situación por la cual, destacó, las fuerzas de seguridad del estado se mantienen en alerta ante la escala de violencia que el reacomodo de los grupos delictivos pueda desencadenar.
"Es un caso atípico, no se había dado nunca en Quintana Roo; es una escalada de violencia que se está dando en el país y esperamos que no se repita; son hechos lamentables", dijo González Canto.
"Quintana Roo está en alerta, sobre todo porque está dentro del área de movimiento del grupo delictivo que comandaba La Barbie y podría registrarse una escalada de violencia en la entidad, por eso están pendientes y preparadas todas las policías del estado y fuerzas castrenses para atender cualquier reacción”, sostuvo.

 

Comentarios