Pretenden sumar 40 mil guardias privados a guerra antinarco

miércoles, 4 de agosto de 2010

MÉXICO, D.F., 4 de agosto (apro).- Con el fin de apoyar la lucha contra el crimen organizado, las empresas que integran el Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP) presentaron a revisión el convenio de colaboración ante la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, para que más de 40 mil guardias de seguridad privada se sumen a la guerra contra el narcotráfico del gobierno del presidente Felipe Calderón.

Dicho convenio aspira a que ambas partes se comprometan a intercambiar información, prevenir el delito y generar actividades conjuntas en beneficio de la sociedad.

El CNSP, que agrupa a las 200 empresas de seguridad más importantes del país, dijo que el convenio busca un intercambio de información y verificar los antecedentes de quienes desempeñan funciones de seguridad pública y privada, además de explicar los motivos de su separación.

Además, crear y homologar programas informáticos que puedan compartirse en consultas especificas y elaborar y compartir mapas delictivos que integran la tipología del delito y frecuencia por zonas.

También, elaborar programas de entrenamiento y capacitación a mandos medios e intermedios de ambas instituciones basados en la colaboración conjunta.

Armando Nava, secretario del CNSP, señaló que el intercambio de información permite que las dependencias gubernamentales compartan con la seguridad pública denuncias y registros públicos delictivos.

Añadió que el propósito de este acuerdo “es unir conocimiento y trabajo para responder  de manera más afectiva y oportuna ante las emergencias operativas”.

Dijo que la seguridad privada no pretende suplir las funciones de seguridad pública, sino colaborar en la labor que realiza la SSP federal.

En su número de esta semana (1761, la revista Proceso publica un reportaje titulado “La Policía federal pide auxilio…”, en cuyo sumario se afirma:      

“La ola de violencia en el país ya rebasó la capacidad del Estado para proteger a la ciudadanía, y los cuerpos policiacos se encuentran en franca desventaja ante los grupos criminales. Las fuerzas del orden se ven ampliamente superadas por organizaciones criminales que disponen de personal joven y entrenado, así como de un moderno y poderoso arsenal. Por ello, la Secretaría de Seguridad Pública federal solicitó el auxilio de las empresas de seguridad privada más importantes del país, que aportarán su experiencia y equipamiento tecnológico en la lucha que el gobierno calderonista mantiene contra el narcotráfico y la delincuencia organizada”.

Comentarios