Suman siete los muertos por lluvias

miércoles, 1 de septiembre de 2010

OAXACA, Oax., 1 de septiembre (apro).- A siete aumentó el número de muertos que se han registrado en la entidad como resultado de las lluvias, crecidas de ríos y reblandecimientos de cerros, confirmó el jefe de logística del Instituto Estatal de Protección Civil, Luis Zárate Carballido.
En tanto, el gobierno de tabasco y el federal volvieron a diferir, como en años anteriores, en el número de damnificados por lluvias y desbordamiento de ríos.
Según Protección Civil de Tabasco, el número de afectados ronda entre los 96 mil y 100 mil en 343 localidades de 14 municipios, mientras que para la directora de Protección Civil federal, Laura Gurza, sólo 55 mil personas ameritan ayuda del Fondo Federal para Desastres Naturales (Fonden).
En Oaxaca, Zárate Carballido dijo que ya solicitaron la declaratoria de emergencia para 111 municipios, debido a que unas 70 mil personas han resultado afectadas por inundaciones.
Sin dar nombres, el funcionario estatal detalló que en San Salvador Mazatlán se reportó el fallecimiento de un menor, quien fue arrastrado junto con su caballo por un río en San Pedro Jicayan, así como el de un pescador en El Ciruelo, perteneciente a Pinotepa Nacional, y otra persona de Tecomaxtlahuaca.
Anteriormente, murieron dos personas por el desgajamiento de un cerro en San Salvador Mazatlán; otra en Totontepec mixe, y una más en Tuxtepec.
Por el momento, dijo que las regiones más afectadas por las lluvias son el Istmo, la Cuenca del Papaloapan, la Costa y la Sierra Juárez, debido al desbordamiento de los ríos Verde, Tonameca, Ostuta, Espíritu Santo, Novillero y Los Perros.
Resaltó que por menos 40 comunidades están incomunicadas debido a que 20 caminos, principalmente de las regiones de la Sierra Juárez y los Mixes, se encuentran intransitables por derrumbes y caídas de puentes.
De igual forma, el Instituto Estatal de Educación Pública reportó que unos 19 mil alumnos se han quedado sin clases, situación que desconocía la dirigencia de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
De momento, fue declarado el Plan DN-III en los municipios de Juchitán y Santa María Madani, donde fueron desalojadas 600 personas y refugiadas en los cuatro albergues que fueron instalados en el Istmo.
Otras poblaciones que se encuentran inundadas son Playa San Vicente, San Francisco Ixhuatán, Chahuites, San Francisco del Mar y San Dionisio del Mar.
Detalló que en la Cuenca del Papaloapan hay alrededor de 15 mil damnificados; otros 10 mil en la región del Istmo de Tehuantepec; 10 mil en la Cañada; 10 mil en la Sierra Juárez; 5 mil en los Mixes, y cientos más en la Mazateca, Sierra Sur y Valles Centrales.
Tan sólo en la Cañada hay 20 municipios con afectaciones graves por los deslaves, entre ellos Concepción Pápalo, que se encuentra incomunicada, o
San Lorenzo Pápalo, en que un centenar de viviendas se encuentran en riesgo de ser sepultadas, ya que un cerro se está desgajando y existe la necesidad de reubicar a esas familias.
También se reportó un derrumbe en la carretera Telixtlahuaca-Cuicatlán en el kilómetro 79; otro en la carretera 182 de Huautla de Jiménez, y uno más entre Río Grande y Jamiltepec.

Critican a Conagua

El gobernador de Tabasco, Andrés Granier, anunció que la presa Peñitas desfogará 1,450 metros cúbicos de agua por segundo y no los 1,550 metros cúbicos como se acordó el martes por la tarde,
Además, cuestionó el registro de lluvias por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que impide, acusó, un adecuado manejo de las presas del Alto Grijalva.
    Señaló que la decisión del Comité Técnico del Manejo de Presas del Alto Grijalva obedece a que en la madrugada de hoy cayeron lluvias no previstas por los especialistas, por el orden de 107.7 milímetros sobre la zona del río Platanar, que provocaron que el río Carrizal, en lugar de nivelarse como estaba proyectado, subiera 11 centímetros, en tanto que el Grijalva recuperó los seis centímetros que había bajado el martes.
    Lamentó que el registro de lluvias en la región, por parte de la Conagua, no esté “ni medianamente cercano” a las proyecciones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), toda vez que ello impide “aplicar un manejo adecuado en la política de operación de las presas”.
    Puso como ejemplo lo que sucedió el martes pasado, cuando tomando como base un pronóstico con condiciones de menos lluvias en la zona del Platanar, ubicada aguas abajo de Peñitas, se decidió de forma gradual incrementar en 200 metros cúbicos por segundo el desfogue del embalse (para pasar de 1,350 a 1,550), con la estimación de que no impactaría severamente en ríos de Tabasco. Sin embargo, horas más tarde cayeron lluvias intensas que obligaron a modificar la extracción “para no impactar más en los afluentes y evitar daños a la gente”.
Mostró su preocupación por el hecho de que las presas se estén llenando, “y todos los tabasqueños sabemos que la única vía de tráfico del agua del Sistema Hidroeléctrico es hacia Tabasco, no hay otra vía, no hay otra posibilidad de sacar el agua”.
    Agregó que si bien estas condiciones ponen a Tabasco en desventaja, las estructuras de control que forman parte del Plan Hídrico Integral (PHIT), entre ellos los muros de los malecones de Villahermosa, “su construcción está ayudando a resistir este temprano embate de la naturaleza”.
    No obstante, adelantó que a fin de ampliar el rango de seguridad, se reforzarán muros y bordos con costalería para preparar a Tabasco para las lluvias de septiembre y octubre, considerados los de mayor potencial.
    “Estamos tomando las previsiones para resistir la temporada fuerte de lluvias, y por ello es importante que las proyecciones estén lo más apegadas a la realidad, no queremos que nos digan cifras alegres, queremos información puntual que nos permita esta mejor preparados”, exigió.
    Confirmó que este jueves estará en la Ciudad de México durante el mensaje que el presidente Felipe Calderón dará con motivo de su IV Informe de Gobierno, y en ese marco reiterará al Ejecutivo federal que visite Tabasco “y conozca de manera directa la problemática”.
    De gira en Tabasco, la directora de Protección Civil federal, Laura Gurza, explicó que hasta el momento se han aplicado 17 millones de pesos del Fonden para afectados en 12 municipios, principalmente en despensas, láminas, cochonetas, agua y otros insumos.
    Por su lado, la Dirección de Protección Civil local reportó que son ya 23 mil 267 familias afectadas, equivalente a entre 96 mil y 100 mil personas.
    Para ello, se tienen habilitados 33 albergues, sin embargo, sólo se atienden en estos lugares a 267 familias, que equivalen a mil 44 personas, ya que no todos los afectados deciden instalarse y se van con familiares o permanecen en las zonas anegadas.
    Respecto a las carreteras, se realizan cortes y desvíos para mantener la conectividad terrestre entre el resto del país con la región y la Península de Yucatán.
    La XXX Zona Militar informó por su parte que coadyuvan con Protección Civil en la evacuación de las zonas más afectadas y en promedio ayudan a salir diariamente a unas 40 familias.

Daños en Chiapas

En Chiapas, el tramo carretero Km 80 de la autopista Ocozocoautla está bloqueado por desbordamiento del río El Espinal, en tanto en el municipio de Acala colapsó el puente de La Angostura.
Mientras en los municipios de Mapastepec, Chicomuselo y Tenejapa se vio afectado el sistema potabilizador de agua, por lo que se instalaron plantas portátiles.
Protección Civil informó que ya se encuentra atendiendo las afectaciones generadas en los municipios de San Cristóbal de Las Casas, Tonalá, Comalapa y Cintalapa.
Asimismo, se instaló el nivel de alerta verde del Procedimiento Estatal de Alerta (Proceda) para las regiones Fronteriza y Sierra, donde se prevén lluvias moderadas de 5 a 20 milímetros.
Las autoridades de Protección Civil indicaron además que en la zona Costa se han presentado oleajes mayores a los tres metros de altura, mismos que han traspasado las zonas límites donde se ubican las palapas.
A consecuencia de ello, informó que se han visto afectados cinco establecimientos de este tipo que ocupan espacios en la playa de Puerto Arista.
También se reportaron afectaciones en colonias y escuelas de San Cristóbal, debido al desbordamiento del río Amarillo.
Según el reporte, alrededor de 150 viviendas resultaron con daños en colonias como Peje de Oro, San Juan de Dios, Molino de los Arcos, 31 de Marzo, Revolución y 14 de Septiembre; asimismo, la Escuela Secundaria 80, el kínder "María Enriqueta Camarillo" y el puente El Tíboli (con información de Armando Guzmán e Isaín Mandujano).