Detecta SSP uso de aeronaves ligeras en trasiego de drogas

jueves, 2 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 2 de septiembre (apro).- Francisco Niembro González, subsecretario de Tecnologías de la Información de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, dijo que los cárteles mexicanos han adoptado una nueva forma de introducir estupefacientes a territorio estadunidense, con el uso de aviones ultraligeros que, en operación “hormiga”, son capaces de llevar cargamentos de 100 kilos cada uno.

Añadió que se trata de aeronaves ultraligeras y pequeñas que resultan “muy económicas”, tienen un solo motor y en conjunto pesan 100 kilogramos, además de que tienen capacidad para cargar otros 100 kilos. Dijo que se elevan lo suficiente para no ser detectados a simple vista ni por los radares, sino hasta que bajan.

Además, explicó, tienen la capacidad de aterrizar en terrenos baldíos o despoblados, donde son esperados por otras personas. Agregó que, una vez en territorio estadunidense, abandonan el avión y llevan la droga con los distribuidores de ese país.

Niembro González dijo que, comparados con la cantidad de droga que llevan, el costo que podrían tener estas aeronaves no es mucho e, incluso, muchas de ellas son de fabricación casera, pues sólo se usan para cruzar la frontera.

Indicó que, hasta ahora, ya son decenas los aviones encontrados en el lado mexicano de la frontera con Estados Unidos, pero en ese país son muchos más los que han sido hallados.

El funcionario dijo que abandonar la aeronave resulta costeable, debido a que los narcotraficantes de los cárteles del Pacífico y del Golfo, compran la cocaína en Colombia a precios muy bajos, en cerca de mil 700 dólares por kilogramo.

Señaló que el costo de esos estupefacientes en México asciende a ocho mil dólares por unidad y sólo por cruzar la frontera con Estados Unidos, alcanzan precios de 30 mil dólares por kilogramo.

Dijo que si el costo por cada kilogramo de ocho mil dólares en México se incrementa a 30 mil al cruzar la frontera, se logran utilidades ilegales por un monto de más de dos millones de dólares por cada cargamento de 100 kilogramos.