Extreman seguridad en reunión de Torre Cantú y alcaldes electos

lunes, 20 de septiembre de 2010

CIUDAD VICTORIA, Tamps., 20 de septiembre (apro).- Bajo extremas medidas de seguridad y sin acceso a los medios, el gobernador electo Egidio Torre Cantú se reunió por primera vez con los alcaldes electos de los municipios más poblados de la entidad.
El primer evento que lleva a cabo Torre Cantú desde que ganó las elecciones del 4 de julio se realizó en el salón Eleganza de esta ciudad, cuyos accesos fueron resguardados por al menos seis patrullas estatales y una federal, con agentes fuertemente armados y policías ministeriales vestidos de civil.
Personal de seguridad utilizó vallas metálicas para restringir el acceso sólo a las personas que estaban identificadas en una lista con nombre y apellido, sin permitir la entrada a la prensa.
Además, en las entradas y salidas carreteras de la ciudad se desplegaron retenes con policías armados, que incluso detenían vehículos “sospechosos” para someterlos a revisión.
Al encuentro del mandatario electo, quien tomará posesión el próximo 1 de enero, acudieron los alcaldes electos de Altamira, Madero, Tampico, Mante, Matamoros, Miguel Alemán, Nuevo Laredo, Reynosa, Xicoténcatl, San Fernando, Valle Hermoso y Victoria.
De acuerdo con un boletín del equipo de comunicación de Torre Cantú, en esta reunión se abordaron “el alineamiento de políticas públicas y la agenda del estado con los municipios”.
Además, “se analizaron los grandes objetivos y estrategias del documento Por el Tamaulipas que todos queremos 2011-2016 en sus cuatro ejes: seguridad, humano, competitivo y sustentable”.
A mediados de agosto, el gobernador electo anunció que realizaría una gira por Tamaulipas a fin de lograr un acercamiento con los grupos representativos de la entidad, luego de que entró al cargo en sustitución de su hermano, Rodolfo Torre Cantú, quien fue asesinado una semana antes de las votaciones.
Sin embargo, la gira debió suspenderse porque en la víspera del viaje de Egidio Torre a Tampico se suscitó una balacera en uno de los puntos más concurridos de ese puerto.
Desde entonces, Torre Cantú ha limitado sus actividades a eventos privados en sus oficinas de esta capital o en la Ciudad de México.
Luego que se dio a conocer su designación como candidato sustituto, la casa de Torre Cantú es custodiada por policías estatales y federales; igual situación se registra en las dos oficinas en las que despacha.
Según un funcionario consultado, el ahora gobernador electo cuenta con 40 uniformados estatales para su protección, aparte de una docena de policías federales.
El día de las votaciones y en las ruedas de prensa que dio posterior a su triunfo, Torre Cantú utilizó chaleco antibalas y fue ‘blindado’ con un operativo de seguridad que incluyó francotiradores y un cerco de guardaespaldas.

Comentarios