Llama Narro a defender la autonomía de la UNAM

miércoles, 22 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 22 de septiembre (apro).- Entre murmullos y flashes de cámaras fotográficas que registraban la llegada del político de moda, el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, la audiencia de la sala Nezahualcóyotl vio al mexiquense y al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, compartir el palco de honor en el acto con el que terminaron los festejos por el centenario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Más allá de eso, luego del retraso que ocasionaron ambos gobernantes, el doctor José Narro Robles llamó a defender la autonomía de la UNAM. Para los universitarios, dijo, es ése su valor fundamental, motor de su creatividad y “seguro” contra la ambición de distintos grupos de poder.
“Sin ella, no podría entenderse a la Universidad en nuestros días, perderíamos nuestra pluralidad. Nos ha hecho más libres, mejores y más responsables. Ha permitido a la institución mantenerse independiente tanto de los poderes públicos como de grupos políticos y credos”, dijo el rector, quien apuntó que la autonomía representa también el “deber” de rendir cuenta pública de los recursos que se le asignan.
Sin embargo, Narro dijo que la UNAM transita entre la “urgencia” y la “necesidad” de dar un nuevo sentido a su autonomía por “regresar al apego de valores cívicos fundamentales”. Hoy, dijo, debe diseñarse un modelo de oportunidades e inclusiones que llevan a un futuro más “justo”.
El lograrlo, siguió en su discurso, descansa en el valor que dé la educación, la ciencia y la cultura, el desarrollo tecnológico y el apoyo a las artes y las humanidades; la inversión en salud y la generación de empleos “estables”; en la construcción de políticas públicas claras sustentables y de largo plazo.
El rector remarcó que la UNAM tiene un “profundo” compromiso con el país, con sus causas y con su sociedad. Exaltó también su historia, sus tradiciones, el lema que la distingue –“Por mi raza hablará el espíoritu”-- y el escudo. El grito de la fuerza y convicción de una “goya” y sus colores azul y oro.
Otro valor que ha engrandecido a la Universidad, dijo el rector, es la tolerancia, misma que se defiende a través de la libertad: “La libertad de cátedra, la libertar para decir y debatir. En México nacemos libres; pero aprendemos a serlo con la educación y en la educación”.
Por último, entre gritos de “goyas”, concluyó: “Así como la Universidad Nacional, establecida por Justo Sierra hace 100 años, fue una instancia emblemática del pasaje del siglo XIX al XX, la UNAM de hoy pretende serlo en el tránsito al siglo XXI”.

jpa
---FIN DE NOTA---
/V/V/