Asesinan a dos menores en Chihuahua

viernes, 7 de enero de 2011

MEXICO, D.F., 7 de enero (apro).- Dos menores fueron ejecutados hoy en Chihuahua en dos hechos diferentes.

En un primer caso, el cuerpo de Alejandro Casares, de 17 años, fue encontrado en la cajuela de un vehículo con reporte de robo en el cruce de las calles Matachí y Naranjos, colonia Cruceros, cerca del Periférico R. Almada en la ciudad de Chihuahua.

De acuerdo con informes, en ese lugar no casquillos de bala, por lo que se presume que el joven fue ejecutado en otro sitio.

En el otro caso, una niña de 14 años de edad murió baleada en la ciudad de Chihuahua, al proteger con su cuerpo a su hermano, de 20 años, cuando sicarios entraron a su domicilio a ejecutarlo.

La Fiscalía Estatal informó que la menor murió al recibir varios disparos de arma de fuego, mientras que su hermano sobrevivió al atentado, aunque se encuentra gravemente herido.

El Ministerio Público dijo que, de acuerdo con versiones de testigos, varios hombres armados irrumpieron en la vivienda de sus víctimas, ubicada en las calles Quinta y Porfirio Díaz, en la colonia Villa Juárez, y preguntaron por un hombre, al que luego de ubicarlo le dispararon.
 

Sin embargo, la menor se interpuso entre los sicarios y su hermano para tratar de protegerlo, pero los primeros le dispararon.

La colonia Villa Juárez se localiza al sur de la ciudad de Chihuahua y ha sido utilizada por el crimen organizado para ocultar droga, vehículos robados y para la venta al menudeo de mariguana, cocaína y heroína.

En el lugar las autoridades encontraron 15 casquillos calibre 7.62x39 de fusiles de asalto AK-47.

En tanto, dos personas murieron anoche durante un enfrentamiento con elementos del Ejército en calles del municipio de Zuazua, Nuevo León.

Los hechos ocurrieron a las 21 horas en la calle Real de Palmas, en la colonia del mismo nombre.

Los ocupantes de dos camionetas que circulaban por es calle, se toparon con un convoy militar, al que agredieron a balazos.

Los militares repelieron la agresión y mataron a los ocupantes de una camioneta Mazda X7.

Los ocupantes del otro vehículo alcanzaron a escapar.

Por otra parte, elementos la Marina detuvieron esta mañana a tres personas que los agredieron a balazos en la colonia Privada de las Villas, en el municipio de García, al poniente de Monterrey.

Los marinos hacían un rondín por esa colonia cuando observaron a varias personas sospechosas en un domicilio en la calle Villa Venecia.

Cuando intentaron establecer contacto, fueron agredidos.

Los marinos repelieron el fuego y consiguieron someter a dos hombres y a una mujer que estaban en el interior de la vivienda, la cual presentaba  numerosos impactos de bala.

Extraoficialmente se dijo que uno de los detenidos es un expolicía de García, que había causado baja hace cuatro meses.

En tanto, tres miembros de un grupo delictivo muertos y un policía herido es el saldo de un enfrenamiento ocurrido ayer en la carretera Cuencamé-Fresnillo, a la  altura del kilómetro 160, en Durango.

La Fiscalía General del Estado confirmó que los hechos se registraron cuando elementos de la División de Investigación realizaban un recorrido de vigilancia y se percataron que  tres sujetos, que viajaban abordo de un vehículo Jeep, Gran  Cherokee, del estado de Coahuila, despojaban de su vehículo a  una familia procedente de California, Estados Unidos.

Los sicarios muertos no han sido identificados.

Mientras, el oficial de la División de Investigación de la Fiscalía del Estado fue trasladado a una clínica particular de Durango.

En Tabasco, un hombre y una mujer fueron ejecutados en la zona de la Ranchería Buenavista, colindante a Villahermosa, con lo que suman seis las personas asesinadas en los primeros días del año.

Los cuerpos fueron localizados tirados distantes uno de otro, sobre la misma ruta. Se ignora si existía algún tipo de relación entre ambos.

El cadáver de la mujer se encontraba junto a un camino, tirada bocabajo, con un tiro en la cabeza y al parecer fue estrangulada.

En el caso de ese hombre, su casa fue baleada cuando descansaba, y al parecer fue sacado de su domicilio para asesinarlo, pues sólo vestía una bermuda.

Apenas la medianoche del martes y amanecer del miércoles pasado fue encontrado el cuerpo decapitado del comandante de la Policía Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del estado, Martín Fernando Cornelio León.

Distante varios kilómetros, los homicidas del agente de la PGJE, dejaron la extremidad superior dentro de una hielera junto con un mensaje.

En tanto, en una fosa clandestina ubicada a la orilla del río de la comunidad de Amatlán, perteneciente al municipio de Juan R. Escudero, en Guerrero, fueron exhumados los cuerpos de dos personas que estaban en avanzado estado de descomposición.

La Secretaría de Seguridad Pública de esa entidad informó que una llamada anónima al servicio de emergencia 066 en el municipio de Chilpancingo, reportó que en la carretera federal Tierra Colorada-Amatlán, perteneciente al municipio de Juan R. Escudero, en la zona centro del estado, había un cadáver.

Al lugar llegaron elementos de las policías estatal y municipal. Durante la búsqueda, a la altura del kilómetro 2 de la carretera federal y cerca del río, fue encontrada una fosa clandestina, que desprendía un olor fétido.

Ahí se exhumaron los cuerpos de dos hombres que estaban enterrados a un metro de profundidad y en estado de descomposición.

Uno de los cuerpos, de aproximadamente 1.70 metros de estatura, estaba atado de los pies con un cinturón color negro. Vestía pantalón de mezclilla, tenis color blanco y playera color negra, con la que estaba cubierta del rostro.

El segundo cuerpo, de aproximadamente 1.65 metros de estatura, estaba atado de los pies con unas agujetas. Vestía, pantalón de mezclilla color negro, zapatos color negro y playera del mismo color, que cubría su rostro.

El agente auxiliar del Ministerio Público del fuero común, adscrito a la cabecera municipal de Juan R. Escudero, ordenó la exhumación y el levantamiento de los cuerpos, así como su traslado al Servicio Médico Forense donde están en calidad de desconocidos.

En tanto, en plena zona turística de Acapulco, sujetos desconocidos, quienes viajaban en dos camionetas de lujo, asesinaron a dos elementos de la Policía Investigadora Ministerial. Uno de ellos era el coordinador de recuperación de vehículos de la Fiscalía Regional de la procuraduría de Justicia de Guerrero.

Las primeras versiones policiacas indican que se trata del segundo comandante y coordinador de Asuntos Especiales Recuperación de Vehículos de la Fiscalía Regional de la Procuraduría de Guerrero, Emanuel Radilla Hernández, quien recibió al menos cinco disparos de bala calibre 9 milímetros y de fusil AK-47.

La otra víctima, cuyo cuerpo quedó a un lado del vehículo en el que viajaba, fue identificado como Leonardo García Hernández, agente de la PIM.

Los hechos se registraron cerca de las 6:15 horas de la tarde en una de las entradas principales del centro comercial La Gran Plaza y en la avenida costera Miguel Alemán, cuando los dos policías ministeriales bajaban de su vehículo, un Bora color negro, placas HEJ7882 del estado de Guerrero.

Según testigos, poco después de que los elementos de la PIM descendieron de su vehículo, otros sujetos llegaron al lugar en dos camionetas de lujo y luego se acercaron a los ministeriales, dialogaron con ellos e instantes después les dispararon.

En el lugar había casquillos de bala percutidos de calibre 38 súper, 9 milímetros y AK-47. Cerca del cuerpo del coordinador de asuntos especiales de recuperación de vehículos se encontraron dos cargadores de pistola calibre 38 súper.

El automóvil quedó con las puertas abiertas en la Costera Miguel Alemán. Al lugar llegaron familiares de una de las victimas, así como policías municipales, estatales y ministeriales, que impidieron a los medios de comunicación tomar fotos del lugar de los hechos.