Abandonan a dos ejecutados en refrigeradores

lunes, 10 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- En las últimas 24 horas, cinco personas murieron en cinco entidades del país presuntamente a manos de la delincuencia organizada. En dos de los casos, las víctimas fueron abandonas en refrigeradores. En la capital de la república, autoridades policiales reportaron el hallazgo del cadáver de una persona que fue abandonado dentro de un congelador, en un domicilio ubicado en calles de la delegación Iztapalapa. De acuerdo con reportes policiales, los restos de Fernando Fidencio Castro Rodríguez, de 41 años de edad, fueron encontrados en la vivienda marcada con el número 10 de la calle Dramaturgos, en la colonia Santa María Purísima Atlazolpa. El cuerpo de la víctima fue abandonado dentro de una bolsa color azul, en un congelador de cinco por seis metros. Los hermanos de la víctima, José, de 40 años, y María, de 43, fueron presentados ante el Ministerio Público de la Coordinación Territorial Iztapalapa Dos, donde se iniciaron las averiguaciones respectivas. Fernando Castro Rodríguez, de 41 años, de oficio paletero, confesó haber matado a su hermano hace 15 días y lo mantuvo, en posición fetal, dentro del refrigerador donde guarda las paletas. En Durango, la pareja formada por Eduardo Gurrola Aviña, de 30 años, y Brenda Galván Alvarado, de 25, fue asesinada, en diferentes hechos, por un hombre que logró huir. Una de las víctimas fue escondida en un refrigerador, dentro de un taller dedicado a la reparación de electrodomésticos. Las autoridades señalaron como presunto responsable de ambos hechos a la expareja de Brenda, Alejandro Barragán Valeriano, de 42 años de edad, a quién se le vio por última vez el sábado pasado, cuando llegó a la vivienda en que ella vivía. De acuerdo con testigos, Barragán Valeriano llegó hasta el domicilio en que su exmujer e hijo vivían, en la colonia Luz y Esperanza, para entregar al pequeño después de haberlo llevado consigo para convivir. Más tarde, familiares de Brenda Galván la encontraron inerte en una habitación de la casa, muerta de asfixia por estrangulamiento. El asesinato de Eduardo Gurrola habría ocurrido en otro punto de la ciudad; su cadáver fue hallado en un establecimiento comercial de la colonia Morga. Uno de los trabajadores del taller en que trabajaba el presunto homicida, se encontró con el cadáver al abrir un refrigerador que debían reparar. En Sinaloa, un jefe de grupo de la Policía Preventiva de Mazatlán falleció esta madrugada en un hospital privado luego de ser atacado a balazos por hombres armados en un centro nocturno. De acuerdo con el reporte de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), el oficial Cipriano Ochoa Torres, de 45 años, era el responsable de la vigilancia del edificio de la Secretaría de Seguridad Pública de Mazatlán. En el Estado de México, un hombre murió y otro resultó lesionado después de ser baleados desde un auto en marcha cuando se encontraban en la colonia Metropolitana Tercera Sección, informó la Policía Municipal de Ciudad Nezahualcóyotl. Los hechos se registraron en la calles San Ángel, esquina Bucareli, en donde cuatro personas que viajaban en un vehículo Stratus, llegaron al punto, abrieron fuego contra los hombres y se dieron a la fuga. Una de las víctimas, un hombre de 30 años de edad, falleció en el lugar, y su acompañante, de 20 años, quien resultó lesionado con tres heridas producidas por arma de fuego, fue trasladado a un hospital para recibir atención médica de urgencia.

Comentarios