Negociar el perdón con un criminal es tan válido como la amnistía: Fox

martes, 25 de octubre de 2011
SAN CRISTÓBAL, Gto. (apro).- Al insistir en su propuesta de negociar una tregua con el crimen organizado y formalizar una amnistía para devolver la tranquilidad al país, el expresidente Vicente Fox recomendó al gobierno de Felipe Calderón aplicar la compasión y el perdón, principios que, dijo, “están al alcance de todo país democrático”. Y, ante la andanada de críticas que han recibido sus propuestas, entre ellas la legalización de las drogas, defendió su derecho a ejercer la libertad de expresión. "Yo creo que la libertad de expresión es otro valor fundamental de lo más sagrado, yo no entiendo ni comprendo a ninguna persona o a ningún ser humano que se limite por sí misma o le limiten su capacidad de opinar, decir y proponer", puntualizó. De acuerdo con Fox, negociar con un criminal el perdón o la reducción de una sentencia a cambio de que dé información, es tan válido como la amnistía que está proponiendo. “Es exactamente igual”, dijo. Durante un evento en el que diversas fundaciones transnacionales donaron sillas de ruedas al Centro Fox, el exmandatario aseguró que no existe ningún viso de ilegalidad en negociar con los cárteles del narcotráfico o los grupos de la delincuencia organizada, para poner fin a la ola de violencia que se vive en el país. "Toda persona es rescatable, toda persona merece la consideración de todo mundo, y el perdón es una manera noble, es un gran valor profundo que nos enseñó el mismísimo Jesucristo al perdonar”, expresó. Por ello, añadió, el perdón debe verse y aplicarse como una gran virtud y no como una amenaza contra la sociedad. Sobre la denuncia que un grupo de abogados interpondrá en su contra ante la Procuraduría General de la República, el próximo jueves 27, por hacer apología del delito, Fox defendió una vez más su derecho a ejercer la libertad de expresión y aseguró que continuará en esta postura con la intención de convencer a su sucesor. Aseguró que su interés no es atacar a alguien en particular, sino apoyar al país para que salga “de esta trampa en la que estamos”, en clara referencia a la guerra impulsada por el gobierno federal contra el crimen organizado. “Yo seguiré opinando, proponiendo ideas”, remató.