Propone "Lula" alianza estratégica Pemex-Petrobras

martes, 25 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, propuso una alianza estratégica entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y la brasileña Petrobras para garantizar el suministro energético de los dos países y la generación de nuevas tecnologías que permitan la innovación. Al participar en la novena edición de la Cumbre de Negocios, realizada en Querétaro, Querétaro, Lula Da Silva señaló: “no quiero que Petrobras le compre a Pemex o viceversa, quiero que ambas empresas sean socias, para explotar mercados e invertir en tecnologías, no es posible que no tengamos idea de la importancia que eso tiene.” La visión del exmandatario brasileño fue más allá: “México y Brasil, tienen un papel que cumplir como polos de dinamismo, ya que somos 600 millones de latinoamericanos que estamos viviendo nuestro momento más favorable en muchas décadas.” Esto ante la importancia de los países emergentes en un escenario mundial donde las economías desarrolladas enfrentan problemas de crisis provocadas por el sobreendeudamiento. Lula da Silva señaló que México Y Brasil necesitan compartir las experiencias energéticas de éxito en las áreas de educación, inclusión social, ciencia y tecnología. “Por ejemplo --señaló-- cada país tiene triunfos que transmitir, todos sin distinción tenemos algo que enseñar.” Interrumpido por aplausos de los asistentes, el político sudamericano no paró ahí; destacó la importancia de la unión de América Latina como una oportunidad de desarrollo. “La integración latinoamericana es y será generosa, pues no es propiedad de ninguna corriente política ni ideológica, está abierta a todos los que creen que juntos seremos más fuertes y respetados en un mundo cada vez más retador”, explicó. Lula da Silva dijo que “el principal reto de un proceso de integración es simplemente superar estructuras ya existentes, por otras nuevas que funcionen como palancas del desarrollo integral, necesitamos asumir un nuevo tipo de agenda de integración que se base en la superación”. También recomendó fomentar el diálogo entre los países “ya sea bilateralmente o a través de organismos multilaterales de la región, aunque es evidente que vivimos experiencias políticas diversas”. Actualmente, la economía brasileña crece a tasas mayores del 6%, gracias a la apertura de la iniciativa privada y al aumento de sus exportaciones de materias primas a China. Mientras que México se ve afectado por su dependencia comercial a Estados Unidos, donde llegan 80% de las exportaciones. El pronóstico de crecimiento del país no supera el 3.5% para el 2012, pese a su estabilidad macroeconómica.