Llama Salinas 'tonto' a Sócrates Rizzo por ligar a gobiernos priistas con el narco

miércoles, 26 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El expresidente Carlos Salinas de Gortari dijo desconocer que algún gobierno hubiera establecido una relación “como política de Estado”, y llamó “tonto” al exgobernador de Nuevo León, Sócrates Rizzo, por afirmar que en el pasado, gobiernos priistas pactaban con el narco. “No conozco a ningún gobierno que haya establecido ningún tipo de vínculo o relación como política de Estado con estas actividades criminales”, dijo el exmandatario, quien fue entrevistado por Radio Fórmula en ocasión de la publicación de su libro ¿Qué hacer? Alternativa Ciudadana. Incluso refirió que en una comparecencia ante la Cámara de Diputados, el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, indicó que en todos los archivos de esa institución no se han encontrado elementos que confirmaran esa hipótesis “absurda”. Al defender su administración, señaló que durante su gobierno se combatió “a todos los cárteles, y prueba de ello es que detuvimos a capos de cada una de esos cárteles sin excepción alguna y realizamos los decomisos más grandes de cocaína que se han hecho en México". A pregunta expresa sobre lo dicho en febrero pasado por el exgobernador de Nuevo León, quien afirmó que gobiernos del PRI pactaron con el narco, Salinas de Gortari respondió: “Una tontería de ese tamaño que la aclare el tonto que la expuso”. Durante una conferencia realizada en una universidad en Saltillo, el 24 de febrero pasado, Sócrates Rizzo declaró: “De alguna manera se tenía resuelto el conflicto del tránsito (de drogas), yo no sé cómo lo hayan resuelto otros gobiernos, pero había un control y había un estado fuerte y un presidente fuerte y una Procuraduría fuerte, y había un control férreo del Ejército, y entonces de alguna manera decían ‘tú pasas por aquí, tú por aquí, pero no me toques aquí estos lugares’, algo pasó”. Salinas destacó que incluso el presidente Felipe Calderón nunca ha hecho referencia a alguna administración priista cuando aborda el tema del narcotráfico. Reiteró que Calderón ha asumido una actitud valiente en torno a la lucha contra el crimen organizado, sin embargo, dijo, es necesario que haya una corresponsabilidad abierta y pareja con el gobierno de Estados Unidos. “Los terribles problemas que tiene Estados Unidos de aumento de consumo y, además, de incapacidad para desmembrar las bandas allá, con el agravante de la cantidad de armas que nos mandan para acá, además de los recursos financieros que exportan sus delincuentes, genera una situación muy difícil que, sin lugar a dudas, exigen mantener la cooperación, pero hay que diversificarla”, consideró. En ese sentido, aplaudió la “actitud firme y decidida” de rechazar la posibilidad de legalizar unilateralmente el consumo de las drogas, si Estados Unidos no lo hace también. Legalizar las drogas, dijo, “es nada más condenar a nuestro país a que se convirtiera en el basurero de los consumidores mundiales, con una serie de problemas terribles con nuestro vecino al norte”. Respecto de la publicación de su libro, manifestó que es una forma de contribuir a “aliviar la enfermedad intelectual” que pretende encapsular en una sola frase procesos complejos de la situación en México. De acuerdo con Salinas, el país ha tenido ya la experiencia desafortunada de vivir tanto los abusos del mercado, en un esquema neoliberal, como los excesos del Estado bajo el populismo, y ninguna de las dos opciones ha podido enfrentar los problemas que enfrenta México. “Son hoy las dos opciones dominantes y, por lo tanto, estas opciones y sus intelectuales orgánicos son los que se imponen sobre la sociedad civil, y parecería que no hay más opción que caminar en la dirección que ellos van consolidando en el ámbito de la opinión pública”, sostuvo. Por eso, dijo, la ciudadanía vive con un desencanto provocado por la falta de oportunidades de empleo, esparcimiento y educación de calidad, sobre todo el sector de los jóvenes. Aunado a ello, hay un temor generalizado por  los niveles de violencia, anotó. “Hay dos tipos de violencia, una violencia que es cotidiana, generalizada, implacable, que es la de la pobreza contra prácticamente la mitad de los mexicanos, y la violencia terrible que se está padeciendo por la guerra en la lucha entre cárteles por dominar el trasiego de esas substancias. “Ese temor y ese desencanto tiene sus raíces en el tiempo, pero sobre todo exigen hoy que frente al fracaso del neoliberalismo y de los populistas, se proponga una alternativa que se vaya construyendo por los propios ciudadanos”, puntualizó. Salinas de Gortari recomendó que haya una acción mancomunada entre las decisiones gubernamentales y una sociedad civil organizada que se vea reflejada en el desarrollo del país. “El planteamiento que yo hago en este libro no es necesariamente para la próxima elección, sino para la siguiente generación. Mi interés fundamental está en los jóvenes y en las mujeres que están teniendo una activa participación y presencia. Lo están demostrando con su trabajo comprometido, que sí hay la posibilidad de construir, en los hechos, una alternativa diferente”, afirmó. El exmandatario se negó a dar su opinión sobre el proceso de elección de candidatos para el 2012 y se limitó a decir que será la propia ciudadanía la que defina la mejor opción. “De ahí la importancia de un debate de ideas que permita decantar las personalidades y entonces los ciudadanos puedan optar con claridad por sus diversas opciones y alternativas”, remató.

Comentarios