Reestructuran ATF por 'Rápido y Furioso'

miércoles, 5 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El director en funciones de la agencia estadunidense de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), Todd Jones, anunció una reestructuración del organismo, así como la revisión de las tácticas empleadas para investigar el tráfico de armas. Luego del fallido operativo “Rápido y Furioso”, puesto en marcha por la oficina de la ATF en Phoenix, Arizona, y que derivó en el aprovisionamiento de armas al cártel de Sinaloa, Jones anunció en rueda de prensa 11 cambios en los principales puestos de la agencia. Jones, quien reemplazó el 31 de agosto al abogado Kenneth Melson, aseguró que el anuncio de este miércoles 5 “es la culminación de un proceso muy deliberado para hacer dos cosas: una, tener idea sobre dónde está la ATF como una agencia de aplicación de la ley al tiempo que atraviesa momentos difíciles". Y, en segundo término, “los cambios también reflejan cierto nivel de rendición de cuentas. Pienso que eso es realmente importante en el ambiente actual dadas las circunstancias públicas del caso A en la división A, siendo ese caso ‘Rápido y Furioso’ y siendo esa división la división Phoenix”, agregó Jones. Entre los ajustes en el liderazgo de la ATF destacan el de Thomas Brandon como subdirector, y quien por seis meses encabezó la oficina de ATF en Phoenix luego de revelarse el escándalo sobre “Rápido y Furioso”, así como Larry Ford, quien llegaría a la Oficina de Operaciones de Campo de la agencia después de estar encargado de la oficina de recolección de inteligencia. Jones, quinto director interino que tiene ATF desde 2006 ante el bloqueo en el Senado estadunidense por parte de grupos contra el control de armas, dijo que todas las tácticas de combate al tráfico de armas están a revisión ante el fallido operativo de “Rápido y Furioso”. A pregunta expresa, Jones subrayó que “vamos a hacer una revisión de las tácticas de investigación” de la ATF. Según declaraciones de agentes y legisladores republicanos, la ATF usó en “Rápido y Furioso” la técnica de tráfico vigilado de armas a México con el objetivo de ubicar y procesar judicialmente a grandes contrabandistas y no sólo a sus testaferros. Apenas el lunes 3, el diario Los Angeles Times retomó un reporte adelantado por la cadena CBS en marzo sobre una operación anterior de ATF en Tucson, Arizona, que también habría utilizado la técnica de “tráfico vigilado”, aunque bajo otro operativo denominado “Receptor Abierto”.