Reeligen a Narro para cuatro años más al frente de la UNAM

jueves, 10 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- En punto de las 14:00 horas, el presidente de la Junta de Gobierno de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Francisco Bolívar Zapata, hizo el anuncio oficial: luego de un proceso de selección que inició el 3 de octubre, los 15 miembros de ese órgano decidieron de forma unánime reelegir al doctor José Narro Robles como rector de la UNAM para el cuatrienio que iniciará el próximo jueves 17. En la determinación de la Junta, detalló Bolívar Zapata, “se tomó en cuenta la situación general del país, la educación superior y la propia Universidad Nacional Autónoma de México”. No hubo sobresaltos ni sorpresas en la Sala 1 de la Rectoría, donde se hizo el anuncio a la prensa. En el proceso de selección quedaron a un margen los académicos Ana María Cetto Kramis, José Gonzalo Guerrero Zepeda, Suemi Rodríguez Romo y Francisco José Trigo Tavera. A ellos se les agradeció públicamente su “compromiso” con la Universidad. Reelecto, Narro Robles decidió bajar de su oficina a la sala de prensa, a unos minutos de haber sido informado de su nueva encomienda al frente de la UNAM. Enfundado en un traje gris, dorada la corbata que le cruzaba el pecho, se le percibía relajado, con el semblante de quien ha recibido una noticia por demás grata. Habituado al espacio, tomó el micrófono y se dijo “profundamente orgulloso” de ser universitario y “muy emocionado de haber sido designado rector” para el próximo periodo. En un escueto discurso, Narro se comprometió a trabajar con el “propósito central” de fortalecer a la UNAM y pidió a la comunidad universitaria tomar responsabilidades y sumar sus capacidades, esfuerzo, trabajo, “saberes” y quehaceres en una misma dirección. “Nuestra casa de estudios ha demostrado, una y otra vez, que es capaz de hacer realidad dos aspectos que aparentemente son paradójicos: la cantidad y la calidad. Es capaz de compartir la calidad con el compromiso social. Lo ha hecho y lo seguirá haciendo”. Por último, advirtió que el país precisa de instituciones “fuertes, vigorosas, actuantes, participativas, como lo es la UNAM”. Al término del acto, Narro Robles no aceptó preguntas de la prensa, mandó un beso al viento y desapareció.

Comentarios