AMLO, candidato de la izquierda; "contará con mi apoyo": Ebrard

martes, 15 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Andrés Manuel López Obrador es el virtual candidato presidencial de los partidos de izquierda para los comicios del 2012, al imponerse en las dos encuestas nacionales realizadas por las empresas Nodo y Covarrubias, al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard. Para brindar una imagen de unidad, este martes López Obrador, quien prácticamente amarró su segunda candidatura presidencial consecutiva, y Ebrard dieron a conocer los resultados; se dejaron fotografiar juntos, se abrazaron, confirmaron su amistad y anunciaron que irán juntos en la carrera por la Presidencia de la República en el 2012. René Cervera, de la Fundación Equidad y Progreso, y Octavio Romero, exoficial mayor del Gobierno del Distrito Federal y actual colaborador de López Obrador, dieron a conocer los resultados. Informaron que de las cinco preguntas, la más importante fue: “Entre las personas que aparecen en esta tarjeta (López Obrador y Ebrard), ¿A quién preferiría como presidente de la República?” El resultado favoreció a López Obrador, quien según su encuestadora, Covarrubias, obtuvo 7.07 puntos porcentuales contra 2.54 de Ebrard mediante la encuestadora Nodo, que propuso el jefe de Gobierno. “El resultado de las consultas, como aquí se ha dicho, me beneficia, en consecuencia, haciendo uso de mi libertad de expresión, manifiesto que voy a participar en la contienda electoral del 2012; lo haré con apego a las decisiones que adopten de acuerdo a sus estatutos los partidos progresistas, PT, PRD y Movimiento Ciudadano, y en conformidad por los tiempos y procedimientos que establece la ley electoral vigente”, anunció López Obrador. Propuso que la coalición que será registrada el viernes 18 de noviembre ante el Instituto Federal Electoral (IFE) se llame Movimiento Progresista. Comparó a Ebrard con “Ulises”, el protagonista de La Odisea, porque “no se dejó cautivar por el canto de las sirenas” y puso el interés general por encima de sus legítimas aspiraciones presidenciales. “Marcelo, como ‘Ulises’, el de La Odisea, no se dejó cautivar por el canto de las sirenas; se puso cera en los oídos para continuar la travesía o la mira puesta en los ideales de libertad, justicia y democracia”, precisó. López Obrador dijo que por esa actitud aceptó las recomendaciones hechas por Ebrard y se comprometió a respaldar la orientación política que el jefe de Gobierno defina, “en el marco de la legalidad y la democracia”, como candidato a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal “para seguir gobernando a la Ciudad de México”. Reconoció que Marcelo representa a los sectores de las clases medias y empresariales, por eso consideró que al “ir juntos” en la carrera presidencial se van a complementar. “Y eso, se los aseguro, nos permitirá potenciar nuestras fuerzas con el objetivo superior de transformar a México”, expresó. “Acato los resultados”: Ebrard Antes, Ebrard admitió su derrota y sostuvo que no buscará ser candidato en 2012 a ningún puesto de elección popular. “Acepto y acato los resultados de las encuestas. Cumplo lo que he dicho, así sea la diferencia que sea, pequeña o no, hago honor a mi palabra con dignidad y optimismo”, señaló Ebrard, tras declararse una persona leal a sus principios. Luego pidió a López Obrador tres cosas: Formar un frente amplio que atraiga a intelectuales, empresarios, clases medias, defensores de derechos humanos, del medio ambiente, de la equidad de género y a los jóvenes; que cese el conflicto con el PRD y sus dirigentes de la corriente Nueva Izquierda; y que en la campaña presidencial del 2012 incluya al sector privado, clases medias y gente del exterior. “No veo otro camino para el triunfo”, argumentó.