Desde EU, Peña Nieto defiende a Moreira

jueves, 17 de noviembre de 2011
MÉXICO, (apro).- El aspirante presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, llevó hasta Nueva York su denuncia por la campaña de desprestigio que, dijo, la oposición ha orquestado contra el presidente de su partido, Humberto Moreira. “Es parte de una guerra de lodo, y lo más lamentable es que se pierde la condición objetiva que los medios deben de guardar para ser imparciales en todo proceso, y más en este proceso por la Presidencia de la República”, puntualizó. Sobre el proceso de selección interna de su partido, cuya convocatoria supuestamente alteró Moreira en el último momento, el exgobernador mexiquense afirmó que "de ninguna manera ha truqueado ni trampeado absolutamente nada. Me parece que lo que el partido ha publicado, como reglas para la competencia al interior del partido, está en uso y alcance de las atribuciones que tiene el dirigente del partido”. Más bien es una campaña de desprestigio orquestada desde la oposición y a la que algunos medios se han prestado, dijo el aspirante presidencial durante un encuentro con periodistas, luego de una conferencia organizada por el Consejo de las Américas en Nueva York, Estados Unidos. En lo que respecta a la alianza entre el PRI, Nueva Alianza y el Partido Verde, aseguró que es estrictamente “de naturaleza electoral", y los partidos que han definido ser parte de ella han suscrito la plataforma política que el partido ha presentado. "Es una alianza para fortalecer nuestra participación en una contienda electoral y donde hay un acuerdo por asumir en común la plataforma que de manera conjunta están suscribiendo. A eso se limita este acuerdo, a una alianza competitiva que creo fortalece la presencia y participacón de mi partido, junto con los otros dos partidos en la elección presidencial", subrayó. Durante la conferencia organizada por el Consejo de las Américas, el exmandatario mexiquense presentó de nueva cuenta su decálogo de propuestas, entre las cuales destaca la apertura de Petróleos Mexicanos a la inversión extranjera, la reforma fiscal, la creación de una red de seguridad social universal y el fortalecimiento de las instituciones y corporaciones de seguridad pública para combatir al crimen organizado. Destacó como prioritarias la lucha contra la pobreza y el crecimiento de la economía que, desde su punto de vista, son el caldo de cultivo de la violencia y la inseguridad que hoy son unas de las principales preocupaciones de los ciudadanos.