Condenan diputados asesinato del edil panista

jueves, 3 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Cámara de Diputados condenó hoy la ejecución del presidente municipal panista de La Piedad, Michoacán, Ricardo Guzmán Romero, y exhortó a las autoridades, del estado y federales, para que de manera inmediata instrumenten acciones que garanticen la protección y seguridad en todo el estado, sobre todo cuando la entidad se encuentra a 10 días de celebrar comicios locales. Al iniciar la sesión de este jueves, el presidente de la Mesa Directiva, Emilio Chuayffet Chemor, ordenó dar lectura al acuerdo de todos los partidos en donde se da las condolencias a los familiares del panista y se demanda tomar las medidas que garanticen la seguridad en todo el estado. Desde la tribuna la diputada por el PAN, Laura Margarita Suárez González, reclamó: “Ya estuvo bueno de que algunas autoridades se dobleguen ante las intimidaciones del crimen. Hoy estamos frente a una oportunidad más de sumar esfuerzos de manera responsable y condición de futuro. Ya estuvo (bueno de) que algunos pretenden doblar y que retroceden. Ya estuvo bueno de tener miedo”. Sostuvo que “la cobardía no puede seguir siendo parte de la sociedad mexicana”, pues, advirtió, permitirlo sería condenar a nuestra sociedad a la autodestrucción. “Además de ser el polo opuesto de los valores que deben impulsar a las sociedades, golpea terriblemente a las instituciones democráticas”, agregó. Recordó que “en esta lucha contra el crimen organizado”, representantes populares de todos los partidos han sido víctimas de la violencia que aqueja al país. Por lo tanto, dijo, “no se trata de una cuestión partidaria, sino de afrontar la amenaza de la delincuencia hacia las instituciones democráticas del país y en esto, estamos seguros de que no existen diferencias entre nosotros”. A su vez, el michoacano Fernando Arévalo Espino, del PRI, dijo que con la muerte del presidente municipal de La Piedad, se ha puesto en evidencia “nuevamente la fragilidad del ejercicio del poder público, y no por culpa de gobierno alguno, sino por la cobardía y la carencia de escrúpulos con los que actúa la delincuencia para segar la vida de una persona”. Sin embargo, dejó en claro que si la estrategia para combatir la delincuencia ha fallado, la responsabilidad del Estado es rectificar: “No podemos seguir viviendo en esta zozobra que genera temores e incertidumbres. Si la estrategia para combatir la delincuencia es fallida o no da los resultados esperados, la responsabilidad del Estado implica verificar el rumbo tomado y, en su caso, replantearse la estrategia o los procedimientos a seguir para ofrecer resultados más eficientes.” Consideró que no se trata de “cruzarnos de brazos y ser insensibles”, de ver el número de asesinatos incrementarse y sumarlos a las estadísticas, sino de hacer de “nuestra indignación y coraje un motivo suficiente para trabajar por la paz y la tranquilidad de México”. A su vez, el coordinador del Partido del Trabajo, Pedro Vázquez  González, recriminó la violencia que se vive en todo el país. Recordó que ya el PT ha sufrido hechos de violencia, como fue la ejecución, hace tres años, de Juan Antonio Guajardo Anzaldúa, en Río Bravo, Tamaulipas, y en 2010 la del profesor Rey Hernández, en Guerrero. “Desgraciadamente hasta el momento no se han esclarecido estos crímenes; siguen impunes”, lamentó. Vázquez González hizo un llamado a todos los partidos que contienden en Michoacán, para que, en lo posible, mantengan la calma. “Los mexicanos debemos mostrar a la delincuencia que sus afanes desestabilizadores no van a surtir sus efectos”. Aprovechó para condenar también “los actos de violencia de la Policía Municipal de Ciudad Juárez en contra de ciudadanos, a quienes agredieron brutalmente por ejercer libremente su derecho a manifestarse, según lo permite la Constitución”. La diputada Arizmendi Campos, de Movimiento Ciudadano (antes Convergencia), lamentó los hechos, sobre todo porque ocurrieron a unos días de la renovación de los poderes locales. “Sin ánimo de caer en especulaciones ni obtener dividendos políticos de esta artera acción, queremos destacar que es inadmisible que los autores busquen que su resonancia afecte la convivencia social y el proceso electoral”. Convocó a formar un frente común para impedir que la sangre y el odio nos cubran. Del PRD, el diputado José M. Torres Robledo, dijo que la ejecución del presidente municipal no es un hecho aislado; y recordó que hace unos meses fue asesinado el director municipal del mismo municipio. Este es el sexto presidente municipal asesinato en Michoacán, el número 24 en lo que va del sexenio de Felipe Calderón. Pidió a los partidos políticos involucrados en el proceso electoral “a no politizar el hecho pues son acontecimientos que están sucediendo en todo el país (y no solo en Michoacán)”. “El clima, el ambiente que se vive en Michoacán es un ambiente propicio para que se lleven a cabo unas elecciones en paz. Por ello pedimos a los partidos que lleven una elección democráticas, transparente, que dejemos que los ciudadanos, los michoacanos voten libremente, que no se coaccione el voto”.

Comentarios