"Guerra" de Calderón no atacó temas de fondo: gobernador de Colima

lunes, 19 de diciembre de 2011
COLIMA, Col. (apro).- El gobernador Mario Anguiano criticó la estrategia de combate al crimen organizado impulsada por el presidente Felipe Calderón, pues a su juicio “no consideró resolver de fondo los problemas que originan la delincuencia”, como la pobreza y el desempleo. “En lo personal —dijo el mandatario estatal— estoy convencido de que el presidente actúa de muy buena fe, pero también estoy convencido de que el método que se ha seguido no es el más adecuado”. En su mensaje emitido en el acto de su segundo informe de gobierno, al que asistió en representación de Calderón el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré Romero, Anguiano Moreno comentó que Colima ha resentido los efectos de “una buena intención, pero una mala decisión presidencial”, tomada de manera unilateral, sin consultar a los gobernadores ni a los presidentes municipales. “Ninguno de los problemas significativos para el país, el desempleo, la pobreza o la inseguridad, se pueden resolver cuando se toman decisiones de manera unilateral, por parte de un nivel de gobierno; resolverlos implica una estrategia integral conjunta”, reviró. Manifestó que para emprender una estrategia contra el crimen organizado deben analizarse todos los aspectos, pues en este caso se decidió combatir a los responsables de los grandes cárteles, pero no se definió con oportunidad una estrategia efectiva para atacar el lavado de dinero, que es la principal fuente de financiamiento de los grupos delictivos. No obstante, se mostró convencido de que las estrategias en materia de seguridad “no deben de parar”, pero sugirió generar consensos con las instituciones federales para realizar algunos ajustes, con el fin de que además de identificar dónde están los delincuentes y empezar a detenerlos, desarrollar trabajos realmente efectivos, que nos permitan resolver el origen del problema: la pobreza y el desempleo. Así también, luego de describir las acciones que su gobierno ha realizado para combatir la inseguridad —entre ellas pedir a los titulares del Ejército y la Marina sugerencias de prospectos para encabezar los cuerpos de seguridad pública estatal—, el gobernador de Colima reiteró su rechazo a las versiones que lo han ligado con el crimen organizado. “Yo pregunto: ¿si alguien cree que yo tuviera algún vínculo con la delincuencia organizada, hubiera puesto como secretario de Seguridad Pública a una gente cercana al secretario de la Defensa Nacional, o le hubiera dejado el área de inteligencia a una persona cercana al secretario de Marina, que son los que más eficiencia han tenido para identificar, ubicar y detener a los delincuentes?”, planteó. Por su parte, al final del informe, Poiré declaró a los reporteros que el modelo calderonista contra el crimen organizado se ha nutrido de “las peticiones puntuales y expresas” de los ciudadanos y los gobiernos locales. Además, aseguró que se trata de una estrategia integral, en la que el ataque a los grupos criminales es sólo uno de los componentes, pero también se incluye “un resarcimiento muy profundo del tejido social”.

Comentarios