Caso Sánchez Nava va a derechos humanos de Guerrero

martes, 1 de febrero de 2011

CHILPANCINGO, Gro., 1 de febrero (apro).- Familiares y amigos del Guillermo Sánchez Nava interpusieron hoy una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del estado (Coddehum), debido a la falta de resultados en la investigación que sigue la Procuraduría General de Justicia (PGJ) por la agresión de que fue objeto el perredista, quien se encuentra internado en el hospital Ángeles del Pedregal, con severas lesiones en la cabeza.
De acuerdo con los denunciantes –encabezados por el hermano de la víctima, Margarito Sánchez Nava, y el diputado local Sebastián de la Rosa Peláez–, el gobernador Zeferino Torreblanca y el procurador de Justicia, David Sotelo, han incurrido en dilación y omisiones graves, ya que a 22 días de la agresión, el hecho sigue impune.
Alrededor de las 11:00 horas de este martes, el grupo de perredistas que conforman el Frente Político de Izquierda arribó a la sede de la Coddehum, en el centro de esta capital, para exigir a Torreblanca y a Sotelo la detención y castigo a los responsables de la brutal golpiza que recibió Sánchez Nava, el pasado viernes 11, presuntamente a manos de simpatizantes del excandidato del PRI a la gubernatura de Guerrero, Manuel Añorve.
“Ya tuvieron tiempo suficiente” para determinar el origen de la agresión, dijo el hermano del representante de la coalición “Guerrero nos Une” ante el IEEG.
Por su parte, el diputado local Sebastián de la Rosa, quien sustituyó a Guillermo Sánchez en el IEEG, señaló que debido a que la investigación que sigue la PGJ se ha caracterizado por “el tortuguismo y la falta de interés y capacidad”, decidieron acudir a la Coddehum para denunciar la negligencia del gobierno estatal.
Los familiares y amigos de Guillermo Sánchez fueron recibidos por el presidente del Coddehum, Juan Alarcón Hernández, quien recordó que a partir del ataque contra Sánchez Nava, el secretariado nacional del PRD pidió la intervención del organismo público y se integró  el expediente CODDEHUM-VG/024/2011-III.
A partir de ello, dijo, se solicitaron medidas cautelares al gobierno estatal para que el atentado fuera esclarecido y se revisara la actuación de la policía municipal de Chilpancingo por alterar la escena donde ocurrió la agresión.
Asimismo, afirmó que se revisará la actuación de la PGJ local, para determinar si efectivamente ha incurrido en “tortuguismo”, como acusa el Frente Político de Izquierda.

Comentarios