Florece el "turismo negro" en México

martes, 1 de febrero de 2011

MÉXICO D.F., 1 de febrero (apro).- México promueve a nivel internacional el llamado “turismo negro” o de “morbo” que se especializa en ofrecer a los interesados aventuras extremas, como recorridos por zonas de alta peligrosidad y sitios donde han ocurrido masacres.

Según se desprende del estudio “Perpectivas turísticas” elaborado por el Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, en los últimos años se ha incrementado significativamente el número de turistas que pagan por visitar lugares de alto riesgo, como el barrio Tepito, en el Distrito Federal y los municipios zapatistas en el sureño estado de Chiapas, e Hidalgo.

Algunas empresas ofrecen también otro servicio: viajes al estado de Hidalgo, al punto de concentración de migrantes centroamericanos que esperan a ‘La Bestia’,  para vivir la experiencia de una persecución por parte de la patrulla fronteriza.

Alejandro Desfassiaux, presidente del Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, apunta en el estudio que el turismo extranjero busca también en sus viajes a México, recorridos por lugares donde haya acontecido alguna masacre. Incluso, añade, no pocos piden o toman fotografías de los impactos de bala impacto de bala y las huellas de la batalla contra los cárteles de la droga.

En el documento se destaca, asimismo, que los turistas “adictos a la adrenalina” se han incrementado mundialmente y que provienen en su mayoría de Estados Unidos, Inglaterra, Holanda,  Alemania, Canadá, Italia y Suiza.

“En ocasiones pagan por convertirse en presos en la isla Goli Otok del Mar Adriático; recorrer la central nuclear de Chernobyl o visitar en Delhi las ciudades perdidas, donde transitan los niños sin techo y sin futuro..., apuntó”.

En otra parte del documento, se refiere al turismo sexual. Dice que existen más de cuarenta páginas en internet que destacan a México como “sitio ideal” para el turismo sexual infantil, en los que se venden paquetes que incluyen relaciones sexuales con niños y niñas.

No es casual, destaca, que la explotación sexual de menores sea hoy por hoy la tercera categoría más lucrativa en el país después del narcotráfico y la venta de armas.

Y concluye  que mientras el turismo negro aumentó, el tradicional fue afectado por los altos grados de violencia en el país. “Durante el 2010 las advertencias de riesgo de viajes emitido por estadounidenses y los europeos redujeron el sector turístico  0.5%.”