Enfrentamientos y granadazos sacuden Nuevo León; cuatro muertos

miércoles, 2 de febrero de 2011

MONTERREY, N.L., 2 de febrero (apro).- La ola de violencia en esta entidad continuó hoy por tercer días consecutivo con un enfrentamiento entre Infantes de Marina y sicarios en el centro de San Pedro Garza García, en plena zona metropolitana de esta capital.
En la balacera, perdieron la vida cuatro presuntos sicarios, entre ellos Adrián Núñez Hernández, quien durante algún tiempo fue escolta del alcalde de ese municipio, Mauricio Fernández Garza.
Núñez Hernández, quien ingresó a la policía sampetrina en 2008. Posteriormente se integró al equipo de seguridad del polémico edil regiomontano, pero en noviembre del año pasado fue dado de baja al reprobar los exámenes de confianza.
La balacera ocurrió a las ocho de la mañana en un conjunto de departamentos de lujo ubicados en el 115 de las calles de Vasconcelos y Jiménez. Los infantes llegaron al lugar en varias camionetas y fueron recibidos a tiros. En el sitio, los marinos detuvieron a una mujer y fueron asegurados tres automóviles de la cochera.
En la refriega, el personal naval ultimó a cuatro pistoleros que cubrían la retirada de varias camionetas que se dirigían a la avenida Morones Prieto.
Más adelante del lugar de los hechos fueron encontradas abandonadas una camioneta Equinox y una Ram 2500 aparentemente usadas por los pistoleros.
La confrontación duró aproximadamente unos 10 minutos y paralizó la actividad en esta localidad metropolitana ubicada al surponiente de Monterrey.
Entrevistado por un canal de televisión, después de la balacera, el alcalde panista afirmó que el blindaje a San Pedro es un proceso que demorará años y que, en tanto, pueden ocurrir incidentes como el que se registró esta mañana.
En el municipio de San Nicolás, desconocidos arrojaron granadas contra las instalaciones de la policía municipal de San Nicolás, provocando daños en varias patrullas estacionadas.
Con este son ya tres ataques en días consecutivos contra patrullas de policías municipales.
El ataque ocurrió en las instalaciones nicolaítas ubicadas en la colonia Constituyentes de Querétaro.
Ahí, fueron arrojadas varias granadas que impactaron en las unidades sin que hubiera heridos.
No hubo detenidos.
El lunes, delincuentes arrojaron una granada contra un punto de revisión de la Policía de Monterrey en la colonia Caracol, sobre la avenida Garza Sada. Al estallar, las esquirlas lesionaron a una policía y a cuatro civiles.
El martes, fue atacado otro puesto de vigilancia en la colonia Country, al sur de Monterrey. Ahí fue detonado otro artefacto explosivo que incendió una patrulla de la policía regiomontana.

Comentarios