Confirman secuestro de colaborador del gobernador de Colima

viernes, 25 de febrero de 2011

COLIMA, Col., 25 de febrero (apro).- El médico Saúl Adame Barreto, coordinador de asesores del gobernador Mario Anguiano Moreno, “fue víctima de un presunto plagio” desde la tarde del miércoles 23, confirmaron esta noche sus familiares en conferencia de prensa, después de dos días de especulaciones y rumores sobre la suerte del funcionario.
Ante una veintena de reporteros, su hermano Guillermo Adame leyó un breve y “único comunicado”, en el que informó que la familia decidió no presentar denuncia formal y desde un principio solicitó a las autoridades no emitir ningún comunicado ni declaración oficial que pudiera poner en riesgo la seguridad del colaborador del gobernador.
Añadió: “De la misma manera estamos pidiendo a todos los medios de comunicación que si de veras desean que Saúl regrese a salvo, se abstengan de publicar notas y comentarios acerca del presunto plagio, debido a que algunos han venido publicando inexactitudes que ponen en riesgo la integridad de Saúl.
“Lamentamos que ciertos medios, con el afán de obtener la noticia, de ganar la primicia, hagan publicaciones que puedan afectar las negociaciones que buscan rescatar de las manos criminales a una persona, como es el caso de nuestro hermano”.
Sin embargo, señaló que hasta el momento ningún presunto plagiario se ha comunicado con ellos para solicitar un rescate a cambio de la liberación del funcionario estatal.
Además de Guillermo Adame, en la conferencia de prensa estuvieron presentes sus hermanos Cuauhtémoc y Atzimba, así como la esposa del médico desaparecido.
Saúl Adame Barreto fue director del Hospital Regional Universitario en la administración del fallecido exgobernador Silverio Cavazos y fue titular de la Secretaría de Salud durante los primeros siete meses del gobierno de Mario Anguiano, puesto del que fue removido en mayo de 2010 para luego ser designado coordinador general de asesores.
Desde el jueves 24, empezaron a circular rumores relativos a la desaparición de Saúl Adame, y el coordinador general de Comunicación Social del gobierno del estado, René González Chávez, llamó a los directivos de medios locales y corresponsales nacionales para pedir que no se manejara la información sobre el caso, con el argumento de que se pondría en riesgo su seguridad.
Sin embargo, el propio gobernador Mario Anguiano realizó declaraciones en al menos tres ocasiones en las que decía que no estaba confirmado el suceso, pero indicaba que posteriormente la procuradora Yolanda Verduzco Guzmán daría información al respecto.
Finalmente, fracasó el intento gubernamental de impedir que se diera a conocer la información, pues fue primero a través de las redes sociales y después en algunos medios locales y nacionales, donde se divulgaron las primeras versiones extraoficiales sobre el hecho.

Comentarios