Suman cinco narcohomicidios en Durango

sábado, 5 de febrero de 2011

Durango, Dgo., 5 de febrero (apro).- Un saldo de cinco personas muertas y tres lesionadas –entre ellas un niño de 12 años—dejó el arranque del fin de semana en Durango; todos los fallecidos murieron por disparos de armas de fuego.

La tarde-noche del viernes fueron localizados tres cuerpos en estado de descomposición y con huellas de haber sido consumidos por animales carroñeros, en un área solitaria del ejido San Luis del Alto, en el municipio lagunero de Lerdo.

De acuerdo con las estimaciones de los médicos legistas, habrían sido abandonados en el lugar hace más de mes y medio.

Cerca de los cadáveres se ubicaron 23 casquillos calibre 23.

En el mismo municipio murió, a consecuencia de cuatro heridas de bala, Julio Alatorre Martínez, de 25 años de edad; pereció en la clínica número 46 del Seguro Social.

Luego de que trataron de secuestrarlo, murió Leopoldo Valenzuela Escobar, de 62 años de edad, en el municipio de Nuevo Ideal.

Al llegar sus captores al comercio de su propiedad, un centro refaccionario, se defendió con una pistola.

Esto obligó a sus captores a defenderse, dejándolo malherido. Más tarde murió en el hospital de su demarcación.

Con un impacto de bala en la pierna derecha es atendido Luis Fernando de 12 años de edad, quién fue lesionado en la ciudad Pueblo Nuevo del municipio serrano del mismo nombre; la herida la sufrió a manos de un desconocido, que obligó a su padre de nombre Alejando –de 38 años de edad-- a detenerse cuando viajaban por un camino vecinal a bordo de su camioneta Nissan modelo 1990.

Tras obligarlos a bajar, simplemente comenzó a dispararles, para después huir. Solo el niño resultó lesionado.

Comentarios