Prevalecen impunidad, misoginia e indolencia oficial en feminicidios en México: ONU

jueves, 10 de marzo de 2011

MEXICO, DF, 10 de marzo (apro).- La asesora regional de la Organización de las Naciones Unidas para las Mujeres (ONU), María de la Paz López, denunció que en los asesinatos de mujeres en México ha prevalecido la impunidad, la misoginia y la ausencia de compromiso institucional.
En la conferencia magistral Panorama actual de los feminicidios en México, Paz López precisó que la misoginia se traduce en un odio manifiesto o en acciones violentas contra las mujeres.
    En el marco del foro “Feminicidio y acceso de las mujeres a la justicia”, organizado por el Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la funcionaria de la ONU expuso que la impunidad puede ser considerada consustancial a todo sistema jurídico que justifica la violencia contra las mujeres, sea si se responsabiliza a las víctimas o se atenúa la culpabilidad de los victimarios.
    Por su parte, Marisa Belausteguigoitia, directora del PUEG, dio la bienvenida a las reformas realizadas a las leyes que ya permiten los juicios orales en algunas entidades del país, pero consideró que no se tomaron en cuenta aspectos relacionados y generados por el sector masculino.
    Destacó que falta una apropiación de los recientes cambios por parte del sistema jurídico y de las sociedades. Estas modificaciones penales, consideró Belausteguigoitia, tienen que incidir en la actitud patriarcal y de género de los jueces.
    A su vez, agregó, este factor conduce al incumplimiento de las obligaciones del Estado en materia de derechos humanos.
De hecho, acusó, aún existen leyes en algunas entidades federativas que consideran atenuantes en los delitos, como el caso de los crímenes por las llamadas “razones de honor”.
    En el auditorio Mario de la Cueva de la Torre II de Humanidades de la UNAM, señaló que, hasta ahora, las estadísticas sobre violencia en este tópico son incipientes.
    En 2009, acotó, sólo 77% de los casos de defunciones con presunción de homicidio hacia ellas fue certificado por un médico legista, y el resto, por un facultativo de cualquier otra especialidad, “lo que nos habla de la disposición de los aparatos de justicia sobre estos fenómenos”.
    En su intervención, Gloria Ramírez, coordinadora de la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos de la UNAM, consideró que si se quiere hacer una defensa sólida de las víctimas, se debe aprender más sobre el entorno que las rodea.
    Aunque los datos son débiles, apuntó, se pueden utilizar para construir herramientas de análisis y establecer categorías que deriven en nuevas iniciativas que busquen solucionar el problema.
    Por último, en el foro se presentó el libro Feminicidio: actas de denuncia y controversia, editado por el PUEG, y donde la coordinadora del mismo, Ana María Martínez de la Escalera, de la Facultad de Filosofía y Letras y del propio programa, recupera materiales de diversos expertos y académicos que buscan abundar, desde distintos ángulos, en la discusión de este fenómeno.

Comentarios