Operador de Peña Nieto, viejo protagonista de escándalos

jueves, 17 de marzo de 2011

MÉXICO, D. F., 17 de marzo (apro).-Presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de Toluca, involucrado en el video donde instruye a priistas del Valle de Chalco para que utilicen los apoyos del gobernador Enrique Peña Nieto con miras a los  comicios del próximo 3 de julio, Bernardo García Cisneros es un viejo protagonista de escándalos electorales en el Estado de México.
García Cisneros es el mismo personaje que estuvo involucrado en el escándalo de corrupción de Cartonera Plástica, detonado mes y medio antes de las elecciones estatales de 2005, que provocó la caída del presidente del Instituto Electoral del Estado de México, Juan José Gómez Urbina, y reveló las redes del control que ejercía el entonces gobernador Arturo Montiel sobre el organismo electoral para favorecer al entonces candidato Peña Nieto.
Viejo operador priista, García Cisneros también apareció en 2010 como responsable de la operación política en la región IV del Estado de México, que abarca el municipio de Cuautitlán-Izcalli. El 8 de marzo de ese año, estuvo presente  en un evento con el titular del Trabajo del gobierno peñista para entregar “ayudas”.
En el video que presentaron los dirigentes nacionales del PRD, Jesús Ortega, y del PAN, Gustavo Madero, se escucha a García Cisneros decir:
“Habremos de ir haciendo tareas de apoyo, de entrega de los apoyos que el gobernador del Estado da a los vecinos de este lugar: aquellas despensas, aquellas credenciales, aquellas tarjetas de apoyo a las mujeres trabajadoras, a las mujeres embarazadas, a las gentes de tercera edad, las despensas del Centenario, etcétera”.
En el video, grabado el 14 de febrero pasado, García Cisneros advierte que en los comicios de julio de 2011 el reto es duplicar la votación para derrotar a la eventual alianza de la oposición.
El objetivo, adelanta, es lograr la candidatura presidencial de Peña Nieto.
“Queremos también el 2012, pero para llegar allá tenemos que dar el ejemplo, la pauta, el triunfo que sirva de plataforma de lanzamiento para que Peña Nieto pueda aspirar a la candidatura presidencial”, afirma.

La molestia de Peña Nieto

Visiblemente molesto por las constantes preguntas que lo vinculan con este nuevo videoescándalo, Peña Nieto suspendió este jueves una conferencia de prensa y apuntó que “las campañas se ganan con votos, no con videos”.
Deslindó a su gobierno de los dichos de quien por un tiempo fungió también como Procurador de la Defensa del Trabajo durante la administración peñista.
“El gobierno del Estado de México no habrá de participar ni involucrarse en el proceso electoral, menos en el uso de recursos públicos para cuestiones electorales”, advirtió.
“Los dichos de Bernardo García son a título personal y son eso: dichos, no hechos”, reviró el mandatario mexiquense, desesperado por revertir el escándalo.

Comentarios