La impunidad ha debilitado seriamente al estado de derecho: Concamin

lunes, 28 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F. 28 de marzo (apro).- El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Salomón Presburguer Slovik, señaló hoy que el estado de derecho en México está seriamente debilitado por la impunidad.
Además, dijo, el mercado interno está enfermo, y para lograr el México que todos queremos –añadió– se deben desvincular los procesos partidistas del manejo de los distintos factores que intervienen en el proceso de modernización.
    Durante la clausura de la 93 Asamblea General Ordinaria de la Concamin, el dirigente empresarial dio a conocer cifras relacionadas con la recuperación económica tras las crisis de 2009.
    No obstante, luego de ofrecer su balance y hacer un reconocimiento al presidente Felipe Calderón por su apoyo y “determinación en los momentos más difíciles” de la crisis, consideró que México necesita crecer a tasas mayores, para lo cual, dijo, se debe ajustar y fortalecer el modelo político-económico.
    “Es imperativo desvincular los procesos partidistas del manejo de los distintos factores que intervienen en el proceso de modernización mexicano, el cual no debe detenerse, subordinarse a procesos electorales o coyunturas específicas, ni depender de la agenda política para alcanzar de una vez por todas la competitividad del país.
    “Es prioritario implementar un modelo político-económico transexenal que garantice certidumbre a todas las actividades económicas, particularmente a la industria, sector que genera grandes inversiones y empleos en territorio nacional”, apuntó.
    De acuerdo con Presburguer, “nuestro mercado interno está enfermo, padece de informalidad, ineficiencia burocrática, excesiva carga administrativa, corrupción, evasión fiscal y, en general, una pérdida de valores éticos y morales que está contaminando a nuestra juventud”.
    El estado de derecho, prosiguió, está seriamente debilitado por la impunidad “y debemos fortalecerlo”.
    Según el presidente de la Concamin, sólo con educación se pueden revertir las enfermedades del país.
    En su turno, Calderón respondió a cada uno de los señalamientos de Presburguer, recitando una serie de cifras y datos estadísticos. Y, como lo ha hecho en los últimos meses, habló de la generación de empleos, así como del otorgamiento de créditos a pequeñas y medianas empresas, y estímulos a la innovación, entre otras cosas.
    Las decisiones, dijo el Ejecutivo, se toman pensando en el futuro, aunque eso implique riesgos y costos en el corto plazo.
    “Eso es precisamente lo que estamos haciendo: transformando nuestra economía, reformando nuestra legislación, desregulando el aparato público. Eso es precisamente lo que estamos haciendo: transformando nuestras instituciones de seguridad, renovando y revisando a nuestras policías, fortaleciendo nuestro marco jurídico y, sobre todo, enfrentando, limpiando hoy a la delincuencia, que es la que amenaza nuestro futuro”, puntualizó.
    Asimismo, abundó sobre las políticas que ha instrumentado su administración para fortalecer el mercado interno y la generación de empleos formales, ya que, admitió, la informalidad aún crece a un ritmo acelerado en 2011.
    Sin embargo, Calderón se manifestó optimista al afirmar que existen las condiciones para pensar que éste será otro buen año para México.
En el acto estuvieron presentes otros dirigentes empresariales, entre ellos Jorge Dávila Flores, presidente de la Canaco-Servitur, y Mario Sánchez Ruiz, del Consejo Coordinador Empresarial.
También asistieron Joaquín Gamboa Pascoe, dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), así como los gobernadores de los estados de México, Jalisco y Durango, Enrique Peña Nieto, Emilio González Márquez y Jorge Herrera Caldera, respectivamente.

Comentarios