Capturan a polleros implicados en la desaparición de 40 migrantes

jueves, 31 de marzo de 2011

QUERÉTARO, Qro., 31 de marzo (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) detuvo y consignó ante un juez de Distrito a cuatro de los seis “polleros” implicados en la desaparición de 40 migrantes, 33 de ellos originarios de esta entidad, en abril de 2010, cuando se dirigían hacia la frontera norte.

De acuerdo con el expediente 39/2011 en manos de la juez II de Distrito en Querétaro, Mónica Montes Manrique, los “polleros” fueron acusados de los presuntos delitos de tráfico de indocumentados –violaciones a la Ley General de Población- y asociación delictuosa.

Los indiciados fueron capturados en un operativo efectuado ayer por elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en Landa de Matamoros y Jalpan, municipios de la zona serrana de esta entidad, de donde son originarios, lo mismo que los migrantes desaparecidos.

Ellos son: Arturo Mayorga Villeda, Esteban García Pérez, Bernardo González Juárez y Abel Garay Martínez. Los otros dos señalados en la averiguación son Arturo Benítez y Rubén Garay Camacho.

Un reportaje publicado en la edición 1793 de la revista Proceso dio cuenta de cómo, según las denuncias de los familiares, los “polleros” recibieron entre mil 800 y 3 mil dólares para el viaje y el cruce ilegal “al otro lado”, pero los emigrantes debieron pagar 400 dólares más que les exigieron los “coyotes” con el argumento de que eran “para cubrir la cuota de paso a Los Zetas”.

Un autobús salió de Xilitla, San Luis Potosí, y el otro de Jalpan, municipio de la Sierra Gorda queretana, entre el 17 de marzo y el 5 de abril, ambos de líneas comerciales.

Los familiares perdieron el rastro de los paisanos entre San Luis Potosí y Tamaulipas.

Una línea de investigación –de acuerdo con versiones de los propios “polleros”-- sugiere que los autobuses fueron secuestrados por Los Zetas en algún punto entre esos estados.

Los familiares han exigido públicamente al gobernador José Calzada Rovirosa su intervención para que la PGR localice a los desaparecidos, además de pedirle ayuda económica ante la difícil situación en que se quedaron, sin el principal ingreso que representaban las remesas de los trabajadores que viven en Estados Unidos.

La Procuraduría de Justicia del estado inició una investigación a partir de las denuncias de parientes de algunos de los migrantes, que posteriormente fue turnada a la delegación de la PGR.

Los migrantes desaparecidos son: David, Cristian y Lorenzo Martínez; José Luis y José Obispo Mendoza Almaraz; Fidencio e Ismael Mata Montes; Andrés Hernández Gómez, Andrés Martínez Gómez, Manuel Guerrero Villeda, Jacinto González Rodríguez, Ismael Reséndiz García, Alfonso Fonseca Amador, Eustaquio Hernández Gómez, Fidel Barragán Salazar, Martín Ortega Huerta, Jesús Rodríguez Martínez, Edgar Pantoja González, Evodio Flores Ortiz, Román Castillo Briseño, Abraham Sáenz Díaz, Jonavad Reséndiz Ávila, Rafael Rodríguez García, José Luis Mendoza Salazar, Ricardo Ramírez Zarazúa, Ángel Becerril Sánchez, Jacinto González Rodríguez, Paulino Ramos Andablo, Enedino Rojo Urías, César Salazar Landaverde, Juan Carlos González Jiménez y Enrique de la Torre, así como de un menor de edad.

El domingo vence el plazo de 72 horas para que la Juez de Distrito determine la situación legal de los detenidos, quienes en su primera comparecencia se abstuvieron de declarar.

Comentarios