Ofrece la SRE asistencia a tres mexicanos condenados a pena de muerte en Malasia

jueves, 31 de marzo de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) garantizó hoy la asistencia consular a los hermanos José Regino, Simón y Luis Alfonso González Villarreal, detenidos en Malasia desde 2008, por posesión de 29 kilos de metanfetaminas, con valor de 15 millones de dólares. En un comunicado, la dependencia recordó que los tres connacionales están acusados de “realización de actos preparatorios para traficar metanfetaminas”, por lo que podrían enfrentar la pena de muerte. Y agregó: “El gobierno de México reitera su indeclinable compromiso con la protección de los derechos de los mexicanos en el exterior, sin prejuzgar la posible culpabilidad o inocencia de los acusados”. Los hermanos González Villarreal fueron detenidos junto con un malayo (Lee Boon Siah ) y un singapurense (Lim Hung Wang) en marzo de 2008, en una fábrica de Johor, al sur de Malasia, donde la policía localizó más de 29 kilogramos de metanfetaminas, con un valor de 15 millones de dólares (44 millones de ringgits). De acuerdo con el fiscal Umar Saifuddin Jaafar, las autoridades que incursionaron en la fábrica detectaron que ahí se producían metanfetaminas, debido a que además de esa sustancia había productos químicos y equipos para producir droga. El mes pasado –agregó– la Suprema Corte de Malasia, que tiene prevista una audiencia para el próximo 27 de abril, a fin de escuchar los alegatos de la defensa de los acusados, falló que no era razonable concluir que era pura coincidencia que los hermanos mexicanos, que estaban en Malasia con visas de turistas, estuvieran en la fábrica durante la redada. En el comunicado difundido este jueves, la Cancillería refirió que originalmente fueron detenidos seis mexicanos en 2008, quienes –aseguró– fueron visitados por personal de la embajada para verificar su estado físico, corroborar su nacionalidad y cuidar que se respetaran sus derechos fundamentales. La representación diplomática, apuntó, les ofreció contratar abogados, aunque los detenidos dijeron que lo harían por sus propios medios. Según la dependencia, personal consular se entrevistó con ellos en otras cuatro ocasiones hasta octubre de 2010, y añadió que tres de los mexicanos, a quienes no identificó, fueron excarcelados y deportados en el segundo semestre de ese año. Los hermanos aún detenidos contrataron en enero de 2011 a un nuevo abogado, con quien autoridades mexicanas ya entraron en contacto, mencionó. Por separado, el vocero de la Procuraduría General de Sinaloa, Martín Gastélum Zepeda, ha dicho que los tres hermanos detenidos en Malasia –originarios de ese estado– no tienen antecedentes penales en México.