Familia Reyes Salazar se traslada al DF

sábado, 5 de marzo de 2011

Ciudad Juárez, Chih., 5 de marzo (apro).- Integrantes de la Campaña por la Defensa de la Vida acudieron este día al exterior de las instalaciones del Consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez para protestar contra ese país, al que acusan de ser uno de los principales causantes de la violencia que se vive actualmente en México.

Los manifestantes, cerca de medio centenar, responsabilizaron al gobierno de Estados Unidos “por promover una guerra de intervención en México, bajo el pretexto de la seguridad, además de ser el principal consumidor de drogas, vendedor de armas y lavador de dinero”.

Asimismo, aseguran que el gobierno del presidente Felipe Calderón “quiere legitimarse con las armas, rompiendo la Constitución, sacando a los soldados a las calles, usando como pretexto la supuesta guerra contra el crimen”.

Los integrantes de la Campaña por la Defensa de la Vida en la que participan diversas agrupaciones no gubernamentales y miembros de la Familia Reyes Salazar dieron por concluido la noche del viernes el plantón que mantenían afuera de las instalaciones de la Fiscalía General Del Estado en la Zona Norte y cuyo último acto sería la protesta frente al edificio estadunidense.

El plantón se instaló para demandar en primera instancia la aparición y posteriormente el esclarecimiento de los asesinatos de los hermanos Malena, Elías Reyes Salazar y  su esposa Luisa Ornelas,  quienes fueron secuestrados el pasado 7 de febrero, y cuyos cuerpos aparecieron a orillas de la carretera Juárez-Porvenir el día 25 de ese mes.

La manifestación estuvo integrada por el Frente Plural Ciudadano, sin embargo, los Reyes Salazar no participaron, debido a que para el mediodía de este sábado 20 integrantes de esta familia volaron a la capital del país.

Versiones extraoficiales indican que la familia podría viajar a España en lugar de Estados Unidos, como se manejó originalmente, ya que en el país europeo pudieron obtener mayores garantías y facilidades, sin embargo, ningún miembro de la familia ha declarado nada aún de manera oficial sobre el lugar donde habrán de residir.

En los últimos dos años, la familia Reyes Salazar ha perdido a seis de sus integrantes, todos ellos asesinados al estilo del crimen organizado.

La familia se ha dedicado a denunciar los abusos que aseguran comete el personal del Ejército en la zona del Valle de Juárez y declaran al gobierno federal y estatal como los principales responsables de la muerte de sus familiares, ya que no han podido garantizar su seguridad, razón por la cual, los sobrevivientes han decidido abandonar el país.