Insiste Francia: Cassez no tuvo un juicio justo y equitativo

martes, 8 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 8 de marzo (apro).- El caso Cassez volvió a ocupar hoy la atención del gobierno francés, pese a que dicho asunto provocó la suspensión del Año de México en Francia y agrietó las relaciones diplomáticas con el gobierno del presidente Felipe Calderón.
En medio de un último intento del Instituto de Francia por rescatar el evento dedicado a la cultura mexicana, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Bernard Valero, sostuvo hoy que su compatriota Florence Cassez, condenada a 60 años de cárcel por secuestro, “no tuvo un juicio justo y equitativo”.
    Valero manifestó a la agencia AFP que el procedimiento se ha visto empañado por "numerosas irregularidades", y reiteró que "las autoridades francesas desean una solución en el marco del derecho".
    La declaración del funcionario del país galo se da un día después de que Cassez presentó un recurso de revisión de su proceso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por considerar inconstitucional el rechazo –el 10 de febrero pasado– de un recurso de amparo por parte de un tribunal federal.
    De acuerdo con el abogado francés de la acusada, Frank Berton, las posibilidades de que prospere el recurso de revisión "son bajas, porque el poder político se impuso al poder judicial (...) No obstante, Florence quiere aprovechar esta oportunidad".
Luego de que el presidente francés Nicolas Sarkozy anunció que dedicaría a Florence Cassez el Año de México en Francia, previsto a partir de febrero, las relaciones diplomáticas entre ambos países se deterioraron, pues México decidió retirarse de dicha celebración al señalar que "no están dadas las condiciones" para participar.
En un comunicado difundido el pasado sábado 5, la Secretaría de Relaciones Exteriores reiteró que no participa en el Año de México en Francia, pues durante una serie de consultas bilaterales de "alto nivel", París "mantuvo su posición de vincular esas celebraciones al caso Cassez, "y no aceptó que ese asunto permanezca en el ámbito estrictamente jurídico".
"Por lo tanto, el gobierno de México reafirma que las condiciones indispensables para su participación en ese proyecto no están dadas", indicó.
De su lado, la cancillería francesa lamentó hoy que no hubieran prosperado las conversaciones en torno de ese asunto, y anticipó que el comisario general francés del Año de México en Francia y el Instituto Francés examinarán las "consecuencias concretas" de tal situación en los proyectos previstos.

Comentarios