Marisol Valles solicita asilo en EU

martes, 8 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 8 de marzo (apro).- Gustavo de la Rosa Hickerson, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua (CEDHCH), confirmó que Marisol Valles García, jefa de la Policía de Praxedis, Chihuahua, se encuentra en El Paso, Texas, en espera de recibir una respuesta a su solicitud de asilo.
    La joven de 20 años había solicitado licencia a su cargo la semana pasada con el argumento de atender una enfermedad de su pequeño hijo. Debía regresar el pasado lunes 7, pero no lo hizo por lo que fue cesada de su puesto y las autoridades iniciaron su búsqueda.
    A partir de su nombramiento en octubre de 2010, Valles García, fue noticia mundial por haber sido nombrada jefa de la policía en un municipio en el que la violencia, los feminicidios y la lucha entre cárteles de la droga es una práctica diaria. Pronto se ganó el mote de “la mujer más valiente de México”.
    Sorprendió también por su juventud y su tono valiente con el que aseguraba a la prensa nacional y extranjera que llegaba a Praxedis a “cambiar el miedo por seguridad”.
    En sus más recientes ediciones, la revista Newsweek y el sitio The Daily Best la incluyeron en la lista de las 150 mujeres que “mueven al mundo”. Periodistas de todo el mundo esperaban turno para entrevistarla tras su nombramiento.
    Apenas duró cuatro meses en el cargo. No pudo cumplir con su propuesta de cambiar el miedo por la seguridad porque las amenazas de muerte que recibió, la hicieron huir con su esposo, su hijo y sus padres hacia El Paso, Texas para pedir asilo en Fort Hancock.
    De la Rosa Hickerson confirmó lo que ya se sospechaba desde que Marisol no regresó a trabajar y no contestó las llamadas a su celular.
    Según el visitador de la CEDHCH, la joven y sus familiares fueron llevados el jueves pasado al Servicio de Inmigración y Aduanas Centro de Detención de Ejecución, en la Avenida Montana de El Paso, donde permanecen bajo custodia.    
    De acuerdo con el diario El Paso, Texas,  agentes de inmigración entrevistaron a García Valles la semana pasada “para ver si tenía miedo creíble a huir de su país y solicitar asilo”.
Valles fue procesada y puesta en libertad mientras que algunos de sus familiares todavía están en custodia, publicó el diario.
Las autoridades de El Paso no revelaron el paradero de la joven pero afirmaron que se quedará en Estados Unidos hasta que un juez de inmigración determine el futuro de Marisol y de su familia.
De la Rosa afirmó que “ella pidió a los funcionarios de inmigración no revelar donde iba a estar. Ella quiere mantener un perfil bajo y protegido."
El diario texano se refirió a Marisol como una “estudiante de  criminología y madre de un niño pequeño, fue jefe de la policía de Praxedis G. Guerrero, un pueblo de 4700, desde octubre. Valles fue parte de un experimento que cuenta con departamentos de policía que hace un trabajo más social para recuperar la confianza de la gente”.
Pero ante las amenazas de muerte, decidió no continuar con su trabajo. En los últimos tres años, todos los que han ocupado el puesto de Valles García han acabado asesinados.

Comentarios