Suman 57 los guanajuatenses reportados como desaparecidos: Oliva

martes, 12 de abril de 2011

GUANAJUATO, Gto., 12 de abril (apro).- Los guanajuatenses reportados como desaparecidos por sus familiares suman 57, luego de que en las últimas semana los trabajadores viajaron a Tamaulipas para cruzar la frontera a Estados Unidos, informó el gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez.
    Luego de que las autoridades guanajuatenses confirmaran que persisten las denuncias de migrantes desaparecidos, en la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) se sigue recabando el perfil genético para cruzarlo con el de los 116 cuerpos hallados en las narcofosas de San Fernando, Tamaulipas.
De hecho, el gobierno de Guanajuato ofreció el Laboratorio de Genética de Irapuato para colaborar en la identificación de los cuerpos, ya que es uno de los dos que existen en el país con los avances en materia de peritajes genéticos (mitocondria), informó el procurador Carlos Zamarripa Aguirre.
Esta mañana, Oliva Ramírez informó que el procurador Zamarripa Aguirre viajaría a Tamaulipas para tener comunicación directa con autoridades de las procuradurías de ese estado y General de la República (PGR) sobre el proceso de identificación de los cuerpos, en virtud de que varios de éstos podrían ser de los guanajuatenses desaparecidos.
“Ya tenemos 57 denuncias aquí en Guanajuato de migrantes cuyos familiares no los encuentran; le he pedido al procurador que independientemente de la atención a los familiares y la información que se ha enviado a Tamaulipas, se traslade allá de manera inmediata y que tenga información de primera mano”, dijo Oliva.
Sin embargo, luego que la PGR ordenó el traslado de los cuerpos al Distrito Federal para continuar con las pruebas de identidad, Zamarripa Aguirre viajará a esta última ciudad y ya no a Tamaulipas.
Por su parte, el procurador de Guanajuato indicó que hasta el momento no se cuenta con datos sobre la identificación de alguno de los guanajuatenses entre las víctimas encontradas en San Fernando y los trabajos podrían tardar días, puesto que los cuerpos exhumados se encuentran en un avanzado estado de descomposición.
El funcionario destacó que “es por ello que se están ofreciendo los servicios del Laboratorio de Genética Forense de Irapuato, que cuenta con tecnología robótica para trabajar las 24 horas de manera ininterrumpida y analizar todas las pruebas que se requieran”.
En tanto, la directora de Atención a Migrantes del gobierno estatal, Susana Guerra Vallejo, visitó a familias de desaparecidos en la comunidad de Huapango, en Tarimoro.
“Hoy estuvimos con seis a siete familias, platicamos con cada una de ellas y su preocupación por acceder a algún programa como Oportunidades; hay señoras que son esposas o madres o hijas de algunas de las personas que no se han encontrado todavía, que requieren mantener a su familia”, señaló.
Susana Guerra informó que se hará lo propio con las familias de otros desaparecidos que se encuentran en situación económica precaria.
De la comunidad de Huapango salieron seis amigos y familiares en un autobús de Ómnibus de México con destino a Reynosa, Tamaulipas, en la noche del 23 de marzo, desde la central de autobuses de Celaya.
Uno de los viajeros fue testigo de cómo hombres armados pararon el autobús en San Fernando y, tras interrogar a los pasajeros, bajaron a cinco guanajuatenses y ordenaron al chofer continuar su recorrido.
El testigo bajó en la siguiente parada y regresó a Guanajuato para reportar lo ocurrido a la comunidad, que presentó denuncia por estos hechos ante la PGJE.

Comentarios