Aprueba Senado reelección de legisladores y candidaturas ciudadanas

miércoles, 27 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 27 de abril (apro).- El Senado de la República aprobó, en lo general, la reforma política que permite las candidaturas ciudadanas en todos los cargos de elección popular, y la reelección de legisladores, entre otros aspectos.
    La iniciativa fue avalada con el voto a favor de 94 senadores, cinco en contra y ocho abstenciones.
    La iniciativa permite que a partir del 2012 comience a operar la figura de las candidaturas independientes o ciudadanas, mientras que en el caso de la reelección, permite en una ocasión consecutiva para el caso de los senadores y hasta en dos, para los diputados.
    Entrará en vigor en 2015 para el caso de los diputados y en 2018 para los senadores.
Asimismo, la reforma impulsada por Felipe Calderón contempla la iniciativa ciudadana ante el Congreso de la Unión, la que deberá ser firmada por más del 0.25 por ciento de la lista nominal de electores.
Aunque se fija un plazo de 60 días para que el Congreso apruebe la ley reglamentaria para esta nueva figura, los legisladores tendrán que esperar la votación de la Cámara de Diputados y de 17 legislaturas locales.
Para que los candidatos independientes se registren en la elección presidencial de 2012, todo el proceso legislativo deberá quedar concluido antes del 30 de junio.
También establece la consulta popular sobre temas de trascendencia nacional, que será convocada por el Congreso, a petición del presidente de la República o del 33% de los senadores o diputados federales, o del 2% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores.
Salvo en el caso de la petición ciudadana, la consulta tendrá que ser aprobada por el Congreso.
Los senadores aprobaron las propuesta del PRI para que el Senado de la República esa la instancia que ratifique a los titulares de los órganos reguladores en materia de Telecomunicaciones, Energía y Competencia Económica.
El paquete incorporó la figura de la iniciativa “preferente” del presidente que podrá presentar hasta dos por cada periodo ordinario de sesiones del Congreso.
Los legisladores no podrán mandarlas a la congeladora, ya que deberán dictaminarlas y votarlas, a favor o en contra, en un plazo de 30 días.
Para dar certidumbre en materia presupuestal, se incorporó la reconducción y el veto para que el Ejecutivo pueda observarlo en un plazo de 20 días hábiles.
En materia de gobernabilidad, se establecen los mecanismos para la sustitución del presidente en caso de ausencia absoluta.
En el caso del Distrito Federal, la reforma incrementa de 30 a 40% la votación requerida para que opere la cláusula de gobernabilidad en la Asamblea Legislativa.

Comentarios