Van 338 delincuentes muertos en la Operación Noreste: Sedena

viernes, 29 de abril de 2011

MONTERREY, N.L., 29 de abril (apro).- Un total de 338 agresores han muerto durante la Operación Noreste que encabeza el Ejército mexicano para combatir al crimen organizado en los estados de Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí, informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).
Esas tres entidades comprenden la IV Región Militar.
En las acciones emprendidas desde el 1 de enero hasta el 27 de abril pasado, cinco militares han muerto y han sido detenidas mil 234 personas, de las que 25 pertenecían a corporaciones policíacas de alguno de los tres estados, señaló la Sedena en un parte informativo.
Un total de 104 personas han sido liberadas de manos de los delincuentes, agregó.
En ese lapso, el Ejército también logró el decomiso de 2 mil 15 vehículos, 33 tráileres, 21 camiones-cisterna, y dos embarcaciones. Aparte de una pista aérea y 13 inmuebles usados como casas de seguridad, almacenes y otras actividades ilícitas.
En esta campaña también fueron incautados 495 mil dólares y 4 millones 594 mil pesos, así como 208 toneladas de contrabando.
Asimismo, se han asegurado 2 mil 76 armas largas, 517 cortas, 453 mil cartuchos, 15 mil cargadores, 21 lanzagranadas, dos lanzacohetes y 545 fuegos pirotécnicos.
Además, fueron decomisadas 51 toneladas 556 kilogramos de mariguana que hubieran producido 25 millones 778 mil 389 dosis y hubiesen representado ganancias para la delincuencia por 773 millones 351 mil pesos.
La Sedena reportó asimismo la destrucción de 270 matas del enervante arriba mencionado.
Más aún, un total de 238 kilogramos de cocaína y derivados fueron sacados de circulación. Esta cantidad hubiera producido 716 mil 84 dosis que redituarían 122 millones 450 mil pesos.
Los soldados aseguraron 38 kilos 832 gramos de heroína, con los que se producirían 776 mil 460 dosis, con un precio unitario en el mercado negro de 242 pesos. El golpe a las finanzas de los narcotraficantes, por este rubro, fue de 187 millones 903 mil pesos.
Aparte, fueron confiscadas mil 580 pastillas sicotrópicas, con precio unitario de 30 pesos y que arrojarían una ganancia en el mercado ilegal de 47 mil 400 pesos.
Entre otros objetos fueron asegurados mil 24 piezas de uniforme tipo militar y 162 tipo policial, 157 chalecos antibala, 57 placas antibala, 206 fornituras, 41 cascos, 309 equipos de radiocomunicación, 13 antenas, 505 celulares y 192 aparatos Nextel.
La Sedena destacó que los soldados apoyaron a la Agencia Estatal de Transporte de Nuevo León para el decomiso de 184 taxis pirata.
Los detenidos y el material asegurado fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal, que abrió las averiguaciones correspondientes.

Comentarios