"El Pelapapas": Se fugó, lo atraparon y lo mataron en su celda

domingo, 15 de mayo de 2011

ZACATECAS, Zac., 15 de mayo (apro).- Menos de 24 horas después de su reingreso al Centro de Readaptación de Cieneguillas –tras ser recapturado por agentes estatales en Acámbaro, al sur de Guanajuato- fue asesinado en su celda Rubén Delgado Gamillo, alias “El Pelapapas”, uno de los delincuentes más peligrosos del grupo de 53 reos que escapó en mayo del 2009 de este mismo centro penitenciario, ayudado por un comando armado.

            El gobierno del estado informó mediante un comunicado que Delgado Gamillo fue asesinado este mediodía con un arma punzo cortante en la celda II del cañón IV de sentenciados. Se le encontró con tres heridas mortales en el cuello y el estómago.

            Delgado Gamillo era identificado como integrante de los Zetas, grupo que presuntamente operó la salida de los 53 reos hace dos años, en la madrugada del 16 de mayo del 2009. 

Fue señalado por las autoridades como uno de los once de alta peligrosidad dentro del grupo de prófugos.

Aunque una vez que escapó de Cieneguillas formó su propia banda para dedicarse a cometer diversas actividades delictivas en la zona oeste de Zacatecas y en Durango, por lo que supuestamente se enemistó con los propios Zetas, dijo el procurador Arturo Nahle García.

El funcionario incluso detalló que los Zetas destruyeron un campo de adiestramiento instalado por Rubén Delgado en la sierra del Gato, en el municipio de Chalchihuites.

Sin embargo, su captura se logró en territorio guanajuatense por elementos de las Fuerzas de Seguridad del Estado durante un patrullaje de vigilancia, el jueves 12, en la comunidad de San Antonio, en Acámbaro, municipio limítrofe con Michoacán, según informó la delegación de la PGR en Guanajuato.

            Al momento de ser detenido, “El Pelapapas” viajaba en una camioneta, y se le encontró en su poder un arma 9 milímetros y una dosis de marihuana. Al ser identificado como uno de los reos más peligrosos prófugos de Cieneguillas, fue puesto a disposición de la delegación de la PGR, que determinó su traslado a Zacatecas.

            Un convoy integrado por un centenar de policías ministeriales, Fuerzas del Estado, de la AFI y agentes de Aguascalientes y Zacatecas escoltó a Rubén Delgado hasta Cieneguillas, a donde reingresó anoche.

“Durante la noche y madrugada de este domingo, fue sometido a un intenso interrogatorio por parte del Ministerio Público”, informó el gobierno estatal, el cual había anunciado ya que solicitaría el traslado del reo a un penal de alta seguridad.

Según su expediente, el ahora fallecido había sido procesado y sentenciado por asalto y robo calificado, delitos por los cuales fue condenado a 30 años de prisión en septiembre del 2002 por el Juzgado de primera instancia de Fresnillo.