Tunde Miranda Wallace a gobernador de Nuevo León

martes, 3 de mayo de 2011

MONTERREY, NL, 3 de mayo (apro).- La activista Isabel Miranda de Wallace reprochó al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz sus escasos resultados en la lucha contra el crimen.
En una charla con estudiantes de la Universidad de Monterrey (UdeM), la presidenta de la asociación civil Alto al Secuestro destacó que actualmente el combate a la delincuencia en la entidad lo encabezan fuerzas federales.
“Les puedo poner como ejemplo el estado de Nuevo León. Díganme, cuánto tiempo tiene en el poder el gobernador y no ha podido controlar, siquiera, el problema de la policía y ha pedido ayuda a la Federación. Le han mandado Ejército y Marina y ha sido la única manera de irla sobrellevando. Pero no se está haciendo nada como estado para poder solucionar el problema”, dijo la ganadora del Premio Nacional de Derechos Humanos 2010.
La activista, que hace cinco años padeció el secuestro y asesinato de su hijo Hugo Wallace, pidió a la ciudadanía reclamar al gobernador por su inacción frente a la creciente violencia en la entidad.
“Eso es lo que tenemos que exigirle al gobernador y a cada uno de ellos, que cumplan con la función para la que fueron electos. Falta compromiso, por supuesto. Piensan que ser gobernadores es solamente tener la parte amable del puesto. No. Ser gobernador es estar consciente de que tú eres responsable de la porción de territorio que te toca”, señaló.
Después de presentar su conferencia “De la vida real al plano jurídico: la Ley Antisecuestro”, Miranda de Wallace consideró ineludible el que las corporaciones policíacas sean saneadas.
“Es tan decisivo eso como el que cuando alguien lleve a cabo un operativo tenga confianza para apoyarse en un compañero y no que el compañero lo va a entregar al campo enemigo. Es tan importante como que en muchos secuestros (a los culpables) los captura la policía y los entrega a la gente de la maña (delincuencia)”, deploró.
La activista también instó a los universitarios a utilizar las redes sociales para presionar a los diputados y que éstos convoquen a un periodo extraordinario de sesiones y aprueben la Ley de Seguridad y otras reformas urgentes.
Luego de aclarar que sí cree en la figura del mando único policial, siempre y cuando los elementos cuenten con salarios y perfiles adecuados, Isabel Miranda sugirió que a las corporaciones municipales les sean retiradas las armas largas.
El mando único, aclaró, “se debe entender como el hecho de que tengan una policía única que sea como un banco de policías estatales y que puedan ir surtiendo a cada uno de los municipios de acuerdo a los perfiles que cada uno tiene, a que estén homologados los sueldos y a que de alguna manera tengan el perfil que se necesita, creo que en ese sentido sí creo en el mando único”.