Cordero, sin atributos para ser candidato del PAN: Espino

lunes, 30 de mayo de 2011
MADRID.- (apro).- El expresidente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, restó méritos al secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, para ser candidato del PAN a la presidencia. --¿Le ve patas para gallo?,s e le preguntó al exdirigente nacional panista. La respuesta fue contundente: “No lo veo como gallo, menos le veo patas para gallo”. De visita en esta ciudad, Espino comentó también que el “destape” de Cordero, “coloca al partido una loza pesada en sus hombros porque es una designación directa del presidente (Calderón)”, porque nadie en México, ni en el PAN, asume que es una decisión unipersonal del secretario de Hacienda. “¡Vaya!, él había dicho que no le interesaba, se le había visto forzado cuando lo empujaban a esa posibilidad”, dijo Espino a corresponsales mexicanos con quienes se reunió antes de participar en una conferencia en la Fundación Ortega Marañón. Recordó que el actual titular de Hacienda y hombre cercano de Calderón llegó a declarar que él era un buen técnico, que podría ser un buen colaborador del presidente, pero no le interesaba la candidatura presidencial, “pero obligado por el presidente” da este paso de una manera “que se antoja burda” y que provoca “resistencias al partido rumbo a la elección presidencial”. Según Espino, analistas políticos y líderes del PAN coinciden en que el candidato de Calderón “no es la mejor carta de presentación” para el partido hacia el 2012. “El próximo candidato a la Presidencia de la República por el PAN necesita, cuando menos, experiencia política. Cordero no la tiene. Necesita tener visión de Estado, y tampoco la tiene. Necesita voluntad propia, autonomía, pero no la tiene. Ni tampoco decisión personal. Está yendo ahí por mandato del presidente. Necesita tener un proyecto y no lo tiene. Necesita capacidad de estrategia política, no la tiene. Necesita tener ganas; no las tiene”, añadió Espino, quien recientemente fue expulsado de las filas de Acción Nacional. “O sea, ha ido ahí forzado, necesita tener confianza en sí mismo y no se le ve. Me parece que siendo una buena persona y un muchacho muy estudioso, no tiene el perfil para ser candidato presidencial”, dijo Espino. Todo esto, afirmó, es contrario a la resistencia del PAN a “la lógica” de partido de Estado,  pues “siempre se opuso a que el partido gobernante fuese subordinado del que gobierna” y propugnaba, que como partido gobernante, debía ser “el principal interlocutor del que gobierna, pero defendiendo los intereses de la sociedad gestionando las demandas ciudadanas ante el gobierno salido de sus siglas”. Pero ahora, “con la voluntad del presidente Calderón” se están “reinstalando” estos “esquemas autoritarios” contra los que luchó el PAN por siete décadas. “El dedazo” a favor de Cordero, prosiguió, ya provocó reacciones de otros aspirantes como Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel, lo mismo que dirigentes en los estados y municipios, “porque esto agrede al PAN”. Sobre su propia aspiración, Espino dijo que pese al proceso de expulsión abierto en su contra, confía en poder conseguir la nominación, pues afirmó que cuenta con un proyecto, una estructura, estrategia y la aceptación ciudadana. “En las encuestas estoy por encima de Cordero, compitiendo con Josefina y Santiago”, recordó. En caso de no se aceptado, acotó, “me lanzaré como candidato externo, una candidatura sui géneris luego de 34 años de militancia en el PAN”. Pese a que Cordero aparece en las encuestas en último lugar, consideró que “da la impresión de que o el presidente ya tiene un as bajo la manga para colocar desde el último lugar hasta el primero a Ernesto Cordero o se está dejando llevar por el entusiasmo, por la amistad. Espero que no sea porque haya una predeterminada disposición de entregar la plaza.” El exdirigente panista reconoció que la del 2012 será una elección muy difícil para el PAN, pero consideró que “apenas hay tiempo” para “rectificar”, como “parar el método del dedazo”, que hoy se ha instalado “como una práctica permanente; no sólo un dedazo proveniente de la dirigencia del partido, sino que viene de la Presidencia, del gobierno, de Los Pinos, vaya, de Felipe Calderón”. Por último, Manuel Espino alertó porque “ningún partido político en México está blindado ante la infiltración del crimen organizado”. “Lo que sí puedo decir es que ningún partido político en México está blindado, ni exento del riesgo de ser infiltrado por grupos criminales. Creo que estamos en riesgo de que en el 2012 se inicie una era que no queremos en México, la de la narcopolítica. No sólo que haya infiltración de grupos criminales a los partidos, sino que sean los grupos criminales los que tomen la decisión en los partidos en lo que se refiere a postulación de candidatos; creo que hay un riesgo muy evidente y puede corregirse al darle ese giro radical a la estrategia del gobierno de México para combatir a los criminales”.

Comentarios