Hallan narcofosas en Michoacán y Jalisco; exhuman nueve cuerpos

martes, 31 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 31 de mayo (apro).- Elementos del Ejército mexicano descubrieron una narcofosa en el municipio de Tacámbaro, Michoacán, de la cual han sido exhumados hasta el momento cuatro cadáveres.
    Horas después, elementos de la procuraduría general de Justicia del Estado de Jalisco (PGJE) reportaron el hallazgo de dos narcofosas  en un cerro ubicado al sur del poblado Las Pilas, a unos 10 kilómetros de la cabecera de Tamazula de Gordiano. En ellas, se encontraban cinco cuerpos.
    En el primer caso, el descubrimiento de los cadáveres se produjo en un paraje conocido como Los Bravo, en las inmediaciones del Cerro Burro, y fue posible gracias a una llamada anónima, informaron fuentes de la Procuraduría General de Justicia del estado.
    El grupo castrense adscrito a la Base de Operaciones Mixtas (BOM) se trasladó a las inmediaciones del Cerro Burro, en la ladera que abarca el municipio de Tacámbaro, para arribar al paraje conocido como Los Bravo, donde se detectó tierra removida.
Con el apoyo de personal de la Procuraduría General de Justicia del estado, los soldados iniciaron las excavaciones para la localización de los cuerpos.
Hasta las 14:00 horas de este martes habían sido exhumados cuatro cadáveres con señales de tortura; las autoridades estatales sospechan que fueron asesinados por bandas del crimen organizado.
Con la presencia del agente del Ministerio Público y de peritos en criminalística, los militares continúan las excavaciones, para lo cual han acordonado el área que se encuentra en una de las zonas más agrestes de la región de Tacámbaro.
Por la tarde, fueron encontradas dos fosas clandestinas con cinco cuerpos en avanzado estado de descomposición en el estado de Jalisco. Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) exhumaron los cuerpos, cuatro de 35 a 40 años, y uno al parecer adolescente de 15 a 17 años.
En los primeros reportes del IJCF, se advierte que los cinco presentan impactos de bala y unos 10 días de evolución cadavérica.
Minutos antes de las 19:00 horas los cadáveres fueron ingresados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en Guadalajara

 

Comentarios