Violento inicio de semana deja 23 muertos en cinco entidades

lunes, 9 de mayo de 2011

MEXICO, DF, 9 de mayo (apro).- En una de las jornadas más violentas en lo que va del año, autoridades policiales de cinco entidades del país reportaron la muerte de 23 personas en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado.
    En Durango, once hombres fueron decapitados, dos más ejecutados con armas largas y otra persona, identificada como agente de custodia penitenciaria, fue levantada en la capital; además, desconocidos arrojaron contra una vivienda del primer cuadro una granada que no estalló.
    Poco antes de las siete de la mañana fueron localizados los cuerpos decapitados de seis personas afuera de la Escuela Secundaria Técnica 67; y en la barda perimetral fue inscrito con aerosol un narcomensaje, cuyo contenido no fue revelado por las autoridades.
    El hallazgo obligó a las autoridades educativas a suspender las clases en el plantel, ubicado en la colonia Azcapotzalco.
    Y en la madrugada también se confirmó el hallazgo de cinco cuerpos decapitados más en la zona sierra: fueron abandonados en un paraje cercano al poblado Las Bayas del municipio de Durango, en los límites con Pueblo Nuevo.
    Más tarde, pasadas las siete de la mañana, fue asesinado un agente de custodia penitenciaria, asignado al Centro de Reinserción Social 1, el cual fue identificado como José Artemio Quiñones Romero, de 48 años; recibió disparos en cráneo y tórax cerca de su domicilio, en la colonia Héctor Mayagoitia.
    Alrededor de las 9:00, las autoridades acudieron a un domicilio de la colonia Nueva Vizcaya, a cuyo interior fue lanzada una granada que no explotó.
    Cerca de las diez de la mañana, por la calle Colima de la colonia Jardines de Cancún, otro custodio penitenciario fue levantado. Las autoridades no revelaron su identidad.
    Antes, durante la madrugada, ingresó al Servicio Médico Forense (Semefo) el cadáver de Ever David Ramírez Salazar, de 27 años. Murió de siete disparos de arma larga cuando circulaba por carretera a El Mezquital a bordo de su vehículo Matiz; su acompañante, un hombre de edad no revelada, recibió cinco impactos y se encuentra muy grave.
    En Nuevo León, tres jóvenes fueron acribillados en un bar de la colonia Altamira al sur de Monterrey.
En la ejecución resultó herido por las balas un taxista que pasaba por el lugar.
Los hechos ocurrieron a las 15:00 en el bar “La Barrica”, en las calles Río Nazas y Niño Artillero.
Hasta ese lugar llegaron hombres armados que descendieron de varios coches para entrar el establecimiento y asesinar a los tres hombres jóvenes.
    En el Estado de México, el cadáver encobijado de un hombre fue acomodado en una jardinera frente a una estética de la calle Rielera, esquina Cama de Piedra en la colonia Benito Juárez, en el municipio de Nezahualcóyot.
El cuerpo, atado con cinta canela, estaba frente al número 50 sin que hasta el momento se localizaran casquillos percutidos en el lugar.
    La policía municipal informó que el cadáver corresponde a un hombre de complexión delgada y que fue envuelto en una cobija de color gris y rayas negras.
    También en el Estado de México, en Ecatepec, tres hombres fueron acribillados por un comando que los metió a una maderería ubicada en ejidos de San Cristóbal.
    El comando irrumpió en la maderería, con razón social Ciprés, para sacar al personal y dentro del lugar asesinar a los tres hombres.
    En el lugar se encontraron cerca de 30 casquillos percutidos calibre 9 milímetros, 45 y 7.22, que corresponden a un AR-15.
    Y en el estado de Guerrero, un grupo de desconocidos asesinó a golpes a una mujer policía cuando resguardaba esta madrugada la entrada principal del ayuntamiento de Zumpango de Neri, informó la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil.
    Se trata de la policía Susana del Carmen Jerónimo Hernández, de 29 años, quien presentaba golpes en diversas partes del cuerpo.
    A la oficial se le despojó de una pistola 9 milímetros Pietro Beretta y sus agresores aún no han sido identificados.
    En la misma entidad, un enfrentamiento entre policías federales y sicarios, registrado este mediodía en Acapulco, dejó un saldo de dos pistoleros muertos y dos más detenidos, indican reportes oficiales.
Estos hechos ocurren luego de que el domingo 8 se reportaron al menos ocho hombres ejecutados en distintos puntos de este balneario, entre ellos el exsubsecretario de Readaptación Social de la anterior administración estatal, Ángel García García.
La Procuraduría estatal precisó que el enfrentamiento se produjo sobre la calle Luis Pinzón y Antonio G. Ortiz, del sector 2 del circuito interior de la colonia Ciudad Renacimiento, donde un grupo de civiles armados atrincherados en una vivienda atacaron un convoy de la Policía Federal (PF) que realizaba un recorrido por la zona.
     El ataque a los federales desató una balacera en la zona donde dos de los presuntos agresores murieron al interior de la casa, y otros dos fueron detenidos cuando pretendían escapar, señala el parte oficial.     Los detenidos fueron identificados como José Antonio Arévalo y Misael Sánchez Pérez, ambos de 18 años y procedentes de Chetumal, Quintana Roo.