Pide Calderón al Congreso periodo extra para sacar reformas pendientes

miércoles, 15 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón solicitó al Poder Legislativo que convoque a un periodo extraordinario de sesiones para que se aprueben nueve reformas, entre las que destacan la laboral y la Ley de Seguridad Nacional. Luego de un mes de hacer reclamos constantes a los legisladores por no haber aprobado las reformas en el periodo ordinario que concluyó el 31 de marzo, Calderón Hinojosa dio hoy un mensaje a los medios de comunicación para anunciar la solicitud “respetuosa” al Congreso. En la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario suavizó los reclamos hechos a los diputados en días pasados y, mediante la lectura de un documento, insistió en un periodo extra. Al referirse a la Ley de Seguridad Nacional, sostuvo que es indispensable que se regule de mejor manera la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de vigilancia interna. “De lo que se trata es de dar certidumbre jurídica a los integrantes de las Fuerzas Armadas, de hacer más eficaz su intervención cuando las autoridades civiles lo requieran, y de fortalecer el andamiaje institucional que protege los derechos humanos”, expresó. Agregó que se han alcanzado acuerdos con algunos legisladores en torno a la minuta en esa ley y, aunque la crítica central que se ha expuesto es que otorgaría facultades discrecionales al Ejecutivo sobre la suspensión de garantías, así como en lo relativo a propiciar mayores violaciones a derechos humanos, Calderón limitó los señalamientos a “dudas” que se pueden aclarar en un periodo extraordinario. Enseguida enumeró las reformas que forman parte de su agenda, con el fin de que el Congreso las analice, enriquezca y, en su caso, las apruebe: En primer lugar, pidió que se aborde la reforma política, aprobada ya en el Senado, cuyos integrantes fueron felicitados por Calderón; también se refirió a la reforma laboral, que ha ocupado la mayoría de sus quejas, pues según ha dicho no se avaló por intereses políticos. De hecho, a lo largo del mensaje, Calderón refirió en dos ocasiones el trabajo de los senadores, en contraste con sus reproches a los diputados. También abogó por la reforma a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, con la que se busca mejorar los controles anticorrupción, además de la Ley Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas. En materia de seguridad, Calderón solicitó se apruebe la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, con el fin de mejorar el combate al lavado de dinero. Otra reforma que mencionó fue la relativa al robo de combustibles de Petróleos Mexicanos (Pemex) y, finalmente, la relacionada con el sistema penitenciario, conforme a la iniciativa que presentó en marzo pasado. Además de las reformas legales y la creación de nuevas leyes, Calderón sostuvo que es indispensable que el Congreso nombre a los tres consejeros restantes del Instituto Federal Electoral (IFE), tema en el que los partidos no han logrado ponerse de acuerdo. Desde abril, y con mayor insistencia en mayo, Calderón ha acusado a los legisladores de anteponer sus intereses políticos a las reformas que su gobierno está promoviendo y que, según él, son las que el país necesita. Lo reiteró hoy aunque con mesura: “Para sacar adelante las reformas que el país requiere, es necesario que prevalezca el interés superior de la Nación sobre cualquier otra consideración. Y, para ello, es imprescindible que todos los actores políticos tengamos la capacidad de poder resolver estas coincidencias, por encima de las diferencias, por legítimas que sean”, subrayó.  

Comentarios