Encuentro Calderón-sociedad civil, ejemplo de un buen ejercicio democrático: Poiré

viernes, 24 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El vocero de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, celebró el encuentro de ayer entre el gobierno federal y la sociedad civil, y lo puso como ejemplo de que no se necesita estar de acuerdo para entablar, dijo, un diálogo “respetuoso y constructivo” en busca de la seguridad. De acuerdo con Poiré, escasas veces se ha visto en México “un ejercicio democrático” como el que se realizó la víspera en el Castillo de Chapultepec entre el presidente Felipe Calderón e integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que encabeza el poeta Javier Sicilia. Fue “un espacio de diálogo franco en el que gobierno y sociedad expusieron sus puntos de vista, algunos distintos, otros convergentes, respecto de un anhelo que deseamos los mexicanos de manera común: la seguridad”, apuntó el funcionario en su blog institucional. La reunión, añadió, fue “un paso significativo más en la búsqueda de concretar un frente común más sólido entre gobierno y sociedad, para cerrar espacios a quienes amenazan la tranquilidad de nuestras comunidades”. Y reiteró la postura del Ejecutivo, en el sentido de que el Estado tiene una responsabilidad por las omisiones y actos de corrupción que hay en los distintos niveles de gobierno, aunque recalcó que la “mayor omisión y responsabilidad” sería el no combate a la delincuencia, que es la que –subrayó– ha causado la violencia en el país. El vocero de seguridad nacional afirmó que México se encuentra inmerso en un proceso de transformación institucional “de fondo”, en el que debe participar toda la sociedad para construir una “seguridad auténtica y duradera” y la edificación de un frente común contra el crimen. “En eso todos somos corresponsables y debemos seguir trabajando para ello”, anotó. Además, sostuvo que México puede reafirmar “con certeza” que cuenta con un Ejecutivo federal “de clara convicción democrática”, dispuesto a escuchar a la ciudadanía, sensible a sus inquietudes, demandas y peticiones, sean éstas individuales o colectivas. Calderón, dijo, “tiene como prioridad el bien común, dispuesto a asumir su responsabilidad y a valorar alternativas que enriquezcan la acción de su gobierno”.