La lucha contra el crimen organizado es de todos: Poiré

lunes, 11 de julio de 2011
MÉXICO, D.F.,  (apro).- El secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, señaló que la lucha anticrimen no es una batalla de Felipe Calderón, sino de todos los mexicanos. “Es una falacia que el presidente de México haya actuado solo en la decisión de emprender la lucha por la seguridad", agregó. Las acciones del gobierno, sostuvo, están orientadas a resolver las demandas y expectativas de la ciudadanía, y a afrontar los retos nacionales “con base en el principio de responsabilidad compartida con los demás poderes y órdenes de gobierno”. En su sexta entrega sobre “Los 10 mitos de la lucha por la seguridad”, Poiré explicó que el presidente Felipe Calderón no ha hecho más que recoger de primera mano, a lo largo de su trayectoria política, “la preocupación de amplios grupos de la población en distintas zonas del país”, que clamaban porque el gobierno interviniera con mayor decisión para frenar una criminalidad cada vez más “voraz y expandida”. Según el funcionario federal, como legislador, servidor público, candidato y luego como presidente electo, Calderón escuchó distintas voces que se manifestaban contra los crecientes índices de secuestros, extorsiones y homicidios, no sólo por parte de la ciudadanía, sino de los gobernadores. Y puso como ejemplo al exgobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel, quien durante su gestión solicitó el apoyo de las fuerzas federales para enfrentar la violencia y actividad delictiva en la entidad. “La realidad exigía entonces, como ahora, enfrentar con determinación la delincuencia organizada. Ante este escenario, la administración del presidente Calderón decidió ejercer la autoridad con firmeza y asumir el reto de poner un alto a quienes pretendían apoderarse de nuestro futuro”, apuntó. De hecho, refirió Poiré en su blog institucional, la política pública propuesta por Calderón está plasmada en el Plan Nacional de Desarrollo y en la Visión México 2030, que fue presentada por el mandatario cuando fue candidato en 2006. En ambos documentos, el primer eje es el referente al estado de derecho y seguridad, lo que demuestra –dijo– que este tema ha sido prioritario desde el inicio de esta administración. “Es la Estrategia Nacional de Seguridad la síntesis de esta visión de política pública y del compromiso consistente a lo largo de los años, de este deseo por sentar las bases de comunidades más seguras para nuestros hijos, no sólo del presidente de la República, sino de millones de mexicanos”, sostuvo. La lucha es de todos los órdenes de gobierno: Federación, estados y municipios, y así se manifiesta en el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, afirma Poiré. Dicho acuerdo, que fue firmado también por los poderes Legislativo y Judicial, “es el reconocimiento inequívoco de que ésta no es lucha de una sola persona, ni de una sola autoridad, ni de una sola institución. Es una lucha necesaria del Estado y reclamada por la sociedad”, apuntó. Además, señaló, el gobierno ha promovido la participación y apertura con representantes de la sociedad civil para evaluar y discutir la Estrategia Nacional de Seguridad, como los diálogos por la seguridad y los encuentros con representantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que encabeza el poeta Javier Sicilia. De acuerdo con el vocero de seguridad, de los foros con la sociedad se han nutrido diversas iniciativas, como la ley antisecuestro, la propuesta de reforma sobre lavado de dinero y el monitoreo ciudadano en materia de seguridad. Estos diálogos han permitido, al mismo tiempo, buscar mejores instrumentos para la atención de los familiares de las víctimas, dijo. En suma,  la lucha por la seguridad es para y de todos los mexicanos, afirmó en su blog el vocero de seguridad del gobierno federal.

Comentarios