Eruviel: "gané a la buena"; PRD y PAN: "fue una elección de Estado"

domingo, 3 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Tras conocer los primeros resultados que le dan un amplio margen sobre sus adversarios, el virtual gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila afirmó que ganó “a la buena y con la ley en la mano”. Pero sus adversarios, Alejandro Encinas, del PRD, y Luis Felipe Bravo Mena, disintieron del priista. En conferencia de prensa por separado, ambos coincidieron en que se enfrentaron a una elección de Estado. En la sede del PRI del Estado de México, acompañado del líder nacional del partido, Humberto Moreira, el virtual gobernador mexiquense se comprometió a trabajar por la unidad con todos los órganos de gobierno “para el bien del Estado de México”. Afirmó que en la elección ganó “a la buena y con la ley en la mano”. Agradeció a quienes votaron por sus propuestas y compromisos y “de los que no tuve la oportunidad de tener su confianza, les digo que voy a cumplir, sabré emprender una labor para emprender la unidad para trabajar con todos (…) lo necesitamos para acatar mis compromisos”, sostuvo. Entre los agradecimientos incluyo a quienes fueron acusados por sus adversarios de actuar con parcialidad hacia el PRI: los consejeros del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM). Y repartió elogios “para los partidos que me postularon, a sus dirigentes, al nuevo presidente del PRI, al partido Verde, agradecer el apoyo de mis compañeros de partido, a los que defendieron el voto en las casilla, a los que integran el CEN, a mi coordinador Luis Videray Castro. Eruviel Ávila ofreció retomar propuestas de los otros candidatos, Alejandro Encinas del PRD y Luis Felipe Bravo Mena del PAN "porque vamos a trabajar en el Estado de México con unidad". El candidato de Unidos podemos más, Alejandro Encinas anticipó que dará la pelea jurídica para evidenciar el cúmulo de irregularidades que se cometieron durante la jornada electoral y adelantó que habrá movilizaciones, sin afectar a los mexiquenses. Dijo que se enfrentó a una “elección de Estado”, llena de trapacerías y métodos sofisticados, que resultó ser la más cara en el país y en toda Latinoamérica. “Vamos a denunciar todos los casos en lo que identifiquemos irregularidades y en el ejercicio de nuestro pleno derecho daremos la pelea jurídica. No vamos a ser cómplices y esperamos que las autoridades cumplan con sus responsabilidades”. Expresó su desconfianza en el IEEM por lo que adelantó que en todos los casos en los que se identifiquen irregularidades se dará la pelea legal ante otras instancias. Advirtió que a pesar de sus compromisos nacionales, como diputado federal “no me voy a ir del estado de México”. Por su parte, el coordinador del DIA, Manuel Camacho Solís, afirmó que si se hubiera dado una elección limpia “habríamos ganado”. “Ésta fue una elección de Estado”, sostuvo en conferencia de prensa luego de que los resultados preliminares le dieran una amplia ventaja al candidato priista. Se trató de una elección, dijo, “excepcionalmente inequitativa” con gastos excesivos de campaña y además con un IEEM “totalmente parcial” a favor del priista. Criticó que el instituto electoral mexiquense realice una auditoría secreta sobre los gastos de campaña cuyos resultados se darán a conocer una vez que tome posesión el nuevo gobernador. El candidato del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, dio también una rueda de prensa, casi de forma simultánea a la de Encinas y Eruviel Ávila en la que reconoció que la tendencia electoral no le favorecía pero, igual que el perredista, acusó que el proceso fue inequitativo por el dispendio de recursos erogados por los otros candidatos y por las presiones que recibieron distintos militantes de su partido en la jornada. “Hubo una ofensivo dispendio de recursos, presión a los ciudadanos y una inequidad que refleja vicios y prácticas corruptas que pensamos ya habían sido desterradas”, acusó.